Spain

Davos despide al capitalismo centrado sólo en el dividendo

El Foro Económico Mundial inicia su reunión anual en Davos con el mensaje de dar carpetazo al capitalismo tradicional centrado sólo en los accionistas y en repartir dividendos. El objetivo del Foro de Davos que celebra su 50 aniversario es preservar el sistema económico vencedor de la Guerra Fría y llama a la renovación. Su presidente y fundador, Klaus Schwab, presentó el manifiesto de este año con el lema Un mejor modelo de capitalismo, en el que reclama a las empresas un giro social que incluya compromiso con las comunidades en las que operan.

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula Von der Leyen, se unió a la corriente reivindicando la economía social de mercado tradicional de la democracia cristiana alemana -a la que pertenece- y sentenció: «Hay dos tipos de capitalismo, el de los accionistas y el capitalismo de las partes interesadas (...) La responsabilidad de la empresa es con toda la sociedad». La alemana puso como ejemplo el que, según el Foro, es el gran reto de la década: el cambio climático. «Creo que podemos reconciliar nuestra economía con nuestro planeta (...) Es posible un sistema económico sostenible».

Las encuestas que se presentan en torno al Foro muestran la sensibilidad del momento. El Barómetro de Confianza de Edelman arrojó que una mayoría de personas de todo el mundo (el 56%) sostiene que el capitalismo «ha sido más dañino que positivo». La sensación de que acrecienta la desigualdad predomina.

También la encuesta de PriceWaterhouseCoopers, centrada en su caso en presidentes de empresas, arroja pesimismo. Sube del 29% al 53% los que prevén una desaceleración de la economía mundial en 2020.

sánchez, favorecido

Los debates del Foro centrados en esta responsabilidad social del capitalismo y el rechazo a las guerras comerciales encajan en el discurso del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que tiene previsto acudir hoy martes y aprovechar para intentar «transmitir confianza». Se reunirá con, entre otros, el presidente de Apple, Tim Cook, y hasta una quincena de inversores en línea con los encuentros que mantuvo en su viaje del pasado año a Nueva York, pero con el reto añadido de explicar su Gobierno con Podemos dependiente del secesionismo.

Conforme a los criterios deThe Trust Project

Saber más