Spain

David Cantero: «Los periodistas somos una de las pocas vacunas frente al terror que impone este fatídico virus»

Lleva casi cuarenta años años en la profesión y desde hace una década presenta la edición de sobremesa de los Informativos de Telecinco, pero ni su contrastada trayectoria ni los múltiples premios recibidos por su labor como comunicador le han preparado para un momento como el actual, el más difícil de su carrera.

En plena crisis por el coronavirus, David Cantero (Madrid, 1961) se sienta cada día en el plató junto a Isabel Jiménez con la responsabilidad de informar y no alarmar a millones de españoles que asisten a cualquier novedad confinados en sus casas. Asustado, como todo el mundo y, en ocasiones, también desanimado, «deseando dar buenas noticias, por leves que sean».

Pese a las contingencias, no pierde el aplomo y reivindica «la titánica tarea» de una profesión más necesaria ahora que nunca, «por el infinito afán de intoxicar y difundir falsedades que existen» en un mundo donde resulta más sencillo divulgar mentiras que certezas. «Somos una de las pocas vacunas frente al terror que impone este fatídico virus», defiende.

P --El Gobierno considera a los medios de comunicación como trabajadores imprescindibles. ¿Es más esencial que nunca el periodismo en estos días?

R -Sin ninguna duda. Que cualquiera imagine lo que sería estar confinados y sin noticias de lo que sucede fuera, de lo que está pasando, la pesadilla sería aún peor. Mucho peor. Es imprescindible tener buena información, que sea lo mejor posible en medio de estas terribles circunstancias.

P --¿Cómo es estar informando todo el rato sobre el coronavirus? ¿Merma el ánimo o motiva dar la cara frente a todos los españoles?

R -Es agotador muchas veces, no puedes parar, tu pensamiento no descansa, la sed de saber es insaciable; lo es para la mayoría así que se puede imaginar lo que supone para los que trabajamos en esto. A veces el ánimo se desploma, estás deseando dar buenas noticias, por leves que sean, y no hay manera. Asusta. Por eso es importantísimo destacar cualquier avance, las altas y curaciones.

R -Motiva muchísimo saber que hay personas que esperan impacientes cada día que les cuentes cómo van las cosas, que confían en ti y por eso esperan al otro lado. Esa es la razón de esta titánica tarea, ese es el verdadero sentido, lo que te da fuerzas cada día para superar la angustia y el pavor y poder transmitir algo de sensatez y alguna certeza, por dura que sea la realidad.

P --¿Existe una mayor responsabilidad por informar a gente que está confinada en casa?

R -Sin duda; ahora cada palabra, cada gesto, cuenta más que en condiciones normales. Ahora la gente escucha y espera con mucha más atención, con infinidad de dudas, con esperanza, con incertidumbre, y nosotros podemos ser una especie de bálsamo, aunque lo que contemos sea tan horrible e inquietante.

P --Acostumbrado a dar grandes noticias, ¿considera que esta situación es la más grande que ha manejado en su trayectoria profesional?

R -Sí, sin duda. Al principio dudaba que esto pudiera adquirir esta magnitud, pero ya ha superado todo, cualquier expectativa, es una noticia que afecta a todos los niveles, a todos y cada uno de los seres humanos del planeta ¡y a todos a la vez! Muy fuerte, muchísimo. Deja cualquier otro asunto en algo casi anecdótico.

P --Está siendo muy criticada la forma que tiene el Gobierno de manejar las preguntas de los periodistas en las ruedas de prensa. ¿Cree que debería incentivarse otro mecanismo?

R -Absolutamente. Entiendo que debe ser complicado organizar estas comparecencias pero tenemos la tecnología que permite dar cabida a las preguntas sin ese filtro. Habrá que imponer un orden y marcar un tiempo, una rueda de prensa no puede ser eterna, pero los periodistas deberían poder hacer directamente sus preguntas por turnos, por megafonía, por Skype o mediante audios de WhatsApp, como sea. Y poder hacer muchísimas más.

R -El Gobierno evitaría así además soliviantar susceptibilidades y generar sospechas, dar pábulo a las dudas y las suspicacias. ¡Algo más importante que nunca! Transmitir transparencia y serenidad.

P --¿Cuánto de importante es la labor de los periodistas en esta época de bulos y fake news?

R -Somos más necesarios que nunca precisamente por eso, por el infinito afán de intoxicar y difundir falsedades que existen hoy en día. Creo que actualmente es más fácil mover mentiras que certezas, y para eso estamos, para certificar lo que es cierto y lo que no lo es, para ayudar a discernir entre las miles de dudas que se siembran de forma miserable y malintencionada.

R -Somos una especie de catadores, probamos todas esas inmundicias envenenadas para evitar que las mentiras envenenen a toda la sociedad; por ello, de paso, tenemos que aguantar que duden de nosotros y que muchas veces nos insulten. En fin, es muy duro informar en tiempos del Covid-19 pero es imprescindible. Los periodistas somos una de las pocas vacunas que existen frente al terror que impone este fatídico virus.

Football news:

El portero del PSG Bulka estrelló un Lamborghini en un accidente de tráfico en Polonia. Dos personas resultaron heridas
Nice se unió a la lucha por el defensor Olympiacos Tsimikas. Está Interesado en Loco
Lacazette rechazó la oferta del Inter. Puede ser canjeado en el Atlético por Lemar
Ex chef Scout de CSKA: el 99% del trabajo de Scout se desperdicia. Eso es específico
Víctor Valdés dirigió al Club de la 4ª liga de España
Agente georginho: Dos clubes no italianos se pusieron en contacto conmigo
El defensor del Atalanta Castañeda es Interesante para Tottenham, Leicester y West Ham