Spain

Dani, el «Rambo» vizcaíno con un bar en Algorta, entra en 'MasterChef'

'MasterChef' arrancó anoche una nueva temporada. Y ya son nada menos que 9 las que se han rodado de este concurso que da espacio a los cocinillas que viven entre nosotros para lucirse y, quién sabe, convertirse en todo un profesional de los fogones. En esta ocasión, se presentaron 70.000 personas al cásting, un número que supera con creces el de la edición anterior, que fue de 30.000. Así que parece que en este país lo de las cazuelas nos va mucho.

Al final, seleccionaron a 50 para jugársela en la prueba final y formar parte del elenco de 15 que tendrá el cuchillo por el mango en esta ocasión. Y este año hay un vasco, concretamente un vizcaíno. Se llama Dani Vallejo, tiene 41 años y vive en Getxo, aunque su familia procede de Burgos.

No se crean que le fue fácil entrar, no. En un primer momento recibió el delantal negro porque los jueces consideraron que su plato, una particular receta de lengua en salsa que bautizó como 'No me tires de la lengua', no tenía ese 'punch' necesario para entrar. Se quedó en 'stand by' hasta el final, cuando se impuso a otros dos compañeros que pasaron por el mimos trance que él.

Dani es un tipo simpático, sincero y divertido que le da a todo. Y muestra de ello es la vida que ha llevado. A los 18 años se puso a trabajar y ha hecho de todo. Ha sido soldado y también entró en el Ejército. Fue soldado de infantería dos años, «a lo Rambo», dice. También se matriculó en la carrera de Estadística en la Universidad Complutense de Madrid, donde le conocían como un «sugar daddy». Dani tiene un crío de 6 años por el que reconoce que siente auténtica devoción.

Un bar «con unos colegas»

Ahora tiene un bar «con unos colegas» en Algorta donde triunfa con las «rabas de chipirón». «¿Y cómo no las has traído al concurso?», le preguntó Pepe. «No quería partir con ventaja», dijo un poco sobrado el vizcaíno ante el juez favorito de su peque y el suyo, claro. El castellano manchego le dio un sí. Y Samantha Vallejo Nájera, otro. Pero, Jordi le aconsejó que quizá le hubiera ido mejor con la otra receta: «Qué te costaba».

Cuando le dieron el no al principio no se rindió: «La ganadora del año pasado también se lo llevó al principio». Y al final, su optimismo tuvo premio. Luego, ya dentro del concurso, tuvo mucho más fortuna. Se fue con el equipo rojo para la prueba de equipos y se libró de la de expulsión. Desde el balconcillo vio cómo se marchaba Jesús.

Muy sincero

Su objetivo es ir avanzando en el programa poco a poco porque lo que verdaderamente le importa es cocinar. No le gustan ni la gente falsa ni pelota, porque se considera muy sincero. «Voy a aprovechar esta oportunidad al máximo. ¡MasterChef es vida!», afirma. Y ya tiene planes para cuando su aventura acabe: montar un gastrobar con otro compañero del concurso, el barcelonés Arnau: «Serán dos locales homólogos: uno en Bilbao y otro en Barcelona».

Junto a Dani, están Ofelia (Santiago de Compostela, 29 años), Fran (Cuenca, 29), el y a mencionado Arnau (Barcelona, 32), Alex (Barcelona, 28), José María (Badajoz, 18), Jiaping (Shanghái, 35), Meri (Barcelona, 24), Amelicious (Barcelona, 23), Pepe (Madrid, 37), María (Tomelloso, 27), Toni (Palma de Mallorca, 34), Jesús (Burgos, 68, y que fue el primer expulsado), Alicia (Madrid, 43) y Vero (Cádiz, 35 años)

Football news:

El presidente del Villarreal, Fernando Roig, comentó sobre la llegada a la final de la Europa League después de los partidos con el Arsenal
El Delantero del Manchester United Edinson Cavani anotó dos goles en el partido de vuelta de la final de la Europa League
Pau torres: el Villarreal no podía permitir que ambas finales de la Eurocopa fueran puramente inglesas
El Centrocampista de la Roma, Brian Cristante, hizo un comentario después de la semifinal de la Europa League contra el Manchester United
Jungberg sobre la salida del Arsenal de la Europa League: el Villarreal fue mejor en ambos partidos. Es triste admitirlo
Paulo Fonseca: Fue difícil vencer 4-0 al Manchester United. Roma anotó 3 goles, pero se dieron cuenta de casi todos sus momentos
Maguire empató 2-3 con Roma: el Partido se jugó en contra, como en el baloncesto. Le permitieron crear demasiados momentos en la segunda mitad