logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo
star Bookmark: Tag Tag Tag Tag Tag
Spain

Cuatro idiomas para hacer realidad un milagro poético

Versos en gallego, castellano, portugués y árabe convivieron en el Centro Camões durante una nueva edición de PoemaRía

nnn “Es un pequeño milagro este recital de poesía en Navidad y en medio de tanta luces”. Así, dio ayer la bienvenida Patricia Sánchez, que junto a Keith Payne, organiza PoemaRía que se celebró en el Centro Cultural Camões.
Envuelta en un ambiente íntimo, en un silencio casi ceremonial, los asistentes, muchos de ellos de pie, siguieron la intervención de los cinco poetas, cuatro mujeres y un hombre, que recitaron versos de sus poemarios. “Para nosotros el libro tiene mucha importancia también como objeto, todo lo que se presentó en esta edición está publicado”, explica Sánchez.
En la sala se escucharon cuatro idiomas, gallego, portugués, castellano y árabe. La escritora siria, exiliada en Francia, Maram al Masri, cerró el acto, lamentándose por no poder entender todas las lenguas. La que sonó como posible nominada al Premio Nobel de Literatura, recitó poemas de diferentes libros sobre la dureza de la vida cotidiana en Siria, dando protagonismo a los niños y a las mujeres. Compartió sus versos en árabe, después fueron traducidos al gallego por Cintia Menéndez.
El único hombre del programa, Javier Fajarnés fue el encargado de abrir el recitar con una declamación de corrido. Le siguió la gallega Cirstina Sánchez- Andrade, que contextualizó cada una de sus intervenciones. La portuguesa Raquel Nobre Guerra tomó la palabra, después de una breve sesión de firma de libros, que se vendieron in situ. 
El momento más emotivo lo puso la gallega Olgo Novo. Tras la presentación de Payne, Novo habló de su libro “Felicia”, donde describe el encuentro de su padre, al que acabaron de diagnosticar Alzheimer, con su hija pequeña.
“Estamos muy satisfechos con esta edición, en Vigo gusta mucho la poesía y se le da valor, las personas que vinieron sabían que iban a escuchar buena poesía y a disfrutarla”, apunta Sánchez, quien ya piensa en la nueva edición: “Es complicado buscar financiación, pero estamos intentando organizar antes el festival”.n
 
Themes
ICO