Spain

«Cuando estaba en el instituto hacía pellas para bañarme en el Guadiana»

Francisco Carramiñana nació en Zafra pero con 11 años se vino a estudiar a Badajoz. Estando en el instituto, confiesa que se saltaba las clases cuando llegaba mayo para darse chapuzones en el Guadiana, con el que se reencontró muchos años después cuando tras surcar el río en piragua decidió que quería volver a disfrutarlo a nado. Médico de familia en el centro de salud de San Roque, reconoce que nadar le ha aportado la energía para afrontar en primera línea el duro año de pandemia.

La primavera llega a Badajoz con el agua del Guadiana a 17 grados. Con esa temperatura casi que no necesita entrenamiento previo para meterse en el agua. Aún así y junto a otros tres compañeros del Club Aguas Abiertas Extremadura, practican apnea en el embarcadero de la margen derecha. Lo hacen para poner a punto sus pulmones, pero sobre todo para rebajar la sensibilidad del cuerpo y que el choque térmico al meterse en el agua sea menor.

Van sin neopreno, con una boya flotante naranja a la que se agarran cuando hacen descansos y que sirve de chivato para que puedan localizarlos fácilmente si hay algún contratiempo. Sujeto en las gafas llevan un silbato, como los pasajeros del Titanic, por si tienen que pedir socorro. «Siempre nado con seguridad, sin asumir riesgos y con muchísimo respeto que es lo que se necesita para meterse en aguas abiertas».

«Es medicina para los pacenses porque favorece el ejercicio físico y es un pulmón para la ciudad»

Para nadar en el Guadiana, hay que conocer el Guadiana, aconseja a quien quiera echarse al agua. Y eso que el río que conoció por primera vez hace cincuenta años poco tiene que ver con el de ahora. La primera vez que se bañó en el Guadiana estudiaba en el instituto Zurbarán. «Mis hijos –tiene cinco— se van a enterar ahora, pero hice algunas pellas para venirme a bañar. Recuerdo perfectamente que en la zona del embarcadero de la margen izquierda había una playa y desde ahí me metía a bañarme. Recuerdo haber visto también ver alguna desgracia, que hoy día es más difícil que suceda porque las circunstancias del río han cambiado. La práctica de la natación y antes también del piragüismo me dan el conocimiento suficiente para decir que el Guadiana de ahora no tiene nada que ver con el de antes. Con las horas que he estado en el agua nunca he visto un remolino y entonces sí se veían y eso era lo que originaba los ahogamientos».

Carramiñana nadando en el río con otros tres compañeros.
Carramiñana nadando en el río con otros tres compañeros. / j. v. arnelas

Desde entonces, considera que el Guadiana a su paso por Badajoz arrastra «mala fama», que es el motivo –a su juicio– de que haya tan poca afición a la natación en el río pese a tenerlo en medio de la ciudad y a todo lo que al menos a él le ofrece. «Me aporta muchísima fuerza, energía, salud, me despeja, disfruto, me viene bien incluso para descansar. Me gustaría que fuera una afición que compartieran más personas». Dice que nadar en aguas abiertas sea en el río o en los pantanos de alrededor, es disfrutar de la naturaleza sin olor a cloro y con el reto de la distancia y la dificultad del propio agua, que unas veces va con olas y otras es una balsa. Particularmente, nadar en el Guadiana, le hace sentirse un privilegiado. «Por la proximidad, por la belleza del río –mejor sin nenúfar, apostilla–, por ver la ciudad a ras de agua. Es muy emocionante tener esa visión desde el agua que los pacenses hace mucho tiempo que no tienen».

«Habilitar un canal de nado haría que más gente compartiera la experiencia de nadar en el río»

Miembro de la Fundación española que lucha por mejorar la asistencia de los pacientes diabéticos, tuitero sanitario y carnavalero de Dekebais, Carramiñana nada todas las semanas en el Guadiana y pasea por la margen izquierda hasta el puente de San Roque. «El parque del río es medicina para los pacenses, porque favorece el ejercicio físico y aunque aquí no tengamos mucha contaminación es un pulmón para la ciudad».

Sueña con que poco a poco los pacenses se atrevan a meterse en el río. «Habilitar un canal de nado señalizado y vigilado completaría la oferta del parque y permitiría que más gente compartiera la experiencia de nadar en el Guadiana». En julio cumplirá 42 años de trabajo. Colgará la bata blanca y se dedicará entonces a sus nietos, las plantas y a seguir nadando.

Football news:

Koeman podría volver al Esquema 4-3-3 en la final de la Copa. El Barcelona jugó tres partidos tras el PSG
Royce sobre la mano de Gian: No es un penalti según las reglas de la FIFA, pero debo admitir sin envidiar que el City fue mejor
El Barcelona es Interesante para el jugador del Leipzig olmo. Los catalanes quieren recuperar parte de los alumnos
El uniforme del Barça para la temporada 2022/23 será tricolor
Las negociaciones entre Manchester United y Varane están en una etapa avanzada. El Real Madrid cree que no renovará su contrato el Defensa del Real Madrid Rafael Varane podría seguir su carrera en la Premier League
La descalificación debe ser de un año about incluso de por vida. Eliminemos el racismo del fútbol. El ex delantero escocés Chris Ivelumo comentó sobre La descalificación del defensa de Slavia Ondřej Kudela por 10 partidos por insultos racistas contra el base de los Rangers, Glen Kamar
Coutinho no volverá , ya es la tercera operación del menisco. ¿Qué está pasando con su rodilla?