Spain

Courtois, tras dejar atrás las críticas: «No trabajo diferente a hace cinco meses»

Thibaut Courtois repasó este lunes la actualidad del Real Madrid y su situación en el conjunto blanco en la televisión oficial del club. El internacional belga participó en el programa Real Madrid Conecta, donde mostró su cara más personal, empezando por sus sentimientos por jugar en el equipo madridista.

«Es increíble. Como mucho podía soñar en ser titular en el Genk y estar ahí muchos años. Cuando llego a Valdebebas digo: ‘Mira, estoy aquí’. Sigo entrenando duro. Es un sueño», confiesa.

Portero por su afición al voleibol y a tirarse, que le alejó de su posición inicial como lateral izquierdo, comenzó a sentir interés por el Madrid «viendo a Casillas jugar uno de sus primeros partidos, también de niño… Viendo cómo lo hace de bien te empiezas a fijar en Iker, en el Madrid… Y mi madre, que es fisio, tenía un paciente que iba a Madrid a ver dos o tres partidos al año y me traía banderas, camisetas de Iker. Desde ahí siempre lo fui siguiendo y soñé que un día iba a acabar aquí».

«En ese momento era un ejemplo. Da igual los años que tengas. Luego me he ido fijando en otros porteros porque Iker es más bajito que yo. Me fijaba también en Van der Sar. Cuando en 2011 me pude enfrentar a Iker fue increíble», añade.

Lo importante es ayudar al equipo

En la actualidad Courtois goza del cariño y la admiración del público del Bernabéu, después de las muy discretas actuaciones de la pasada campaña. El belga vuelve a ser considerado ahora como uno de los mejores porteros del mundo. «Para mí no es fácil decir que soy el mejor. Hay muchos buenos porteros. Estoy luchando para ayudar al equipo a ganar. Cuando ayudas a tus compañeros a ganar, te van a llamar eso. Tengo que trabajar el día a día porque puedo mejorar. Lo importante es ayudar al equipo», explica.

Acerca de las críticas recibidas el pasado ejercicio, el meta blanco asegura que «de siempre he sido fuerte mentalmente. Si no, no puedes aguantar la presión, sabes dónde vienes y aquí cada partido es importante». «Las críticas hay que saber manejarlas, saber de quién vienen y de dónde vienen. Sólo importa lo que dice el míster, Roberto, los compañeros… No trabajo diferente a hace cinco meses. La clave es no perder la confianza en ti mismo. Si tu mismo no tienes confianza, olvídate. Hay que tener confianza», añade.

A eso le ayuda una adecuada preparación psicológica: «Al final cada persona puede tener un error, lo importante es no quedarte en ese mal día y pensar que mañana será otro día. Saber que siempre va a acabar bien. Si trabajas y haces las cosas bien, va a venir. Una mente positiva siempre va a atraer cosas buenas. La mente negativa no trae nada bueno».

Courtois tiene un objetivo claro en el Madrid: «Obviamente quiero ganar todo y eso intentamos hacer. Al final el año pasado no fue el mejor y por eso este año estamos todos luchando para ganar todos los trofeos posibles. Ya hemos ganado el primero, en Copa queremos avanzar, en febrero llega la Champions… Con mucha ilusión».

Ante el Atlético intenté dar miedo al rival

La Supercopa de España en Arabia Saudí fue el primero en conquistar como portero del Real Madrid y Courtois relató cómo lo había vivido: «Hay que estar enfocado en querer ganar el partido, en saber lo que estamos haciendo. El Madrid siempre ha hecho eso, en las eliminatorias y finales, estar ahí para ganar. Es lo que hicimos, estamos preparados para ganar y eso se vio».

«Fui a la tanda contra el Atleti no pensando en ser el héroe pero me sentí muy bien tras el partido. Ramos o Isco me daban ánimos. Vas con confianza y como mido dos metros intenté hacerme grande y dar miedo al rival. Eso pudo ser. También es importante que no fallamos nosotros en los penaltis», agregó.

No era la primera vez que el belga era un héroe para su equipo, pues también resultó clave, más allá de sus paradas, por su cabezazo en Mestalla: «Contra el Girona en casa el año pasado también subí pero se fue fuera. En Mestalla sabía que era la última jugada. Si pasa tres minutos antes igual no subo. Miré al entrenador de porteros y me dijo que sí, que subiera. Los porteros tenemos un gran timing a la hora de leer las jugadas. Casi marqué. Al final lo hizo Benzema. Fue un subidón para todo el equipo».

Courtois es el portero menos goleado de las cinco grandes Ligas, algo a lo que el belga no le da demasiada importancia: «No lo sabía. Estaba más pendiente de aquí, de parar todo lo que puedo. No sólo el portero cuenta en eso, somos once. Y si defendemos bien los once vamos a encajar pocos goles. Cuando alguna vez llegan, intento pararles. Es importante, como ayer. Si mantenemos la portería a cero un gol es importante para ganar».

Courtois considera que en el Madrid ha «crecido mucho como persona. El año pasado no fue fácil y si no puedes con esa presión este año no podría estar a este nivel. Estoy orgulloso. He estado fuerte mentalmente y sigo creciendo como persona. Igual con 20 años te tomas todo más a pecho, ahora sabes dónde enfocarte».

«Aquí nunca puedes aflojar. Cuando te pones esta camiseta sabes la presión que hay. Por eso los jugadores que están aquí saben llevarla perfectamente. Y por eso se ha ganado tantos trofeos», agrega.

Finalmente el portero explica que entre los logros que le gustaría conseguir explica que «queremos ganar todo, pero la Champions es un gran sueño a nivel de clubes. Con la selección estuvimos cerca del Mundial, ahora viene el Europeo. Ojalá poder ganarlo. Todos los sueños se pueden hacer realidad»

Sobre cómo le gustaría ser recordado es tajante: «Como un gran portero y gran persona. Y haber sido importante en el Madrid y en los equipos en los que he estado».