Técnicos municipales revisan todo el tramo para descartar que la erosión en el asfalto se deba a algún otro problema de mayor gravedad, según ha informado el Consistorio guadalajareño en nota de prensa.

El Ayuntamiento de Guadalajara ha recordado que todos los parques y zonas verdes de la ciudad permanecen cerrados al tránsito de personas para evitar los riesgos que una nueva borrasca pueda ocasionar durante los próximos días.

Se esperan fuertes rachas de viento, superiores a los 50 kilometros por hora, que afectarán a un arbolado muy deteriorado en algunos casos a consecuencia del peso de la nieve y el efecto del hielo tras el paso de ‘Filomena’.

El Ayuntamiento ha pedido a los vecinos prudencia y responsabilidad a la hora de cumplir esta limitación temporal ya que en algunas zonas verdes es difícil impedir el acceso de personas al no contar las mismas con un vallado perimetral sino con simples señales de balizamiento.