Spain

Corinna abre camino a Villarejo para ganar un juicio al CNI

Tal era la expectación en la vista que acogía ayer el Juzgado de lo Penal número 8 de Madrid, que el titular, Jesús de Jesús Sánchez, había ordenado emitirlo por internet. La sesión tenía más trascendencia mediática que penal, a la luz de los ingredientes: el comisario José Manuel Villarejo, sin carpeta que le cubriera el rostro, acusado de calumnias y denuncia falsa por su archienemigo, el exdirector del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), Félix Sanz Roldán. En el centro, la examante de Don Juan Carlos, Corinna Larsen, aliada de fortuna con Villarejo en su guerra contra el jefe de los espías. Sobrevolando, la acusación que ella vierte en todas partes menos en los tribunales: que Sanz Roldán la amenazó en su hotel de Londres en abril de 2012.

"El Rey daba las órdenes"

Larsen acudía de testigo para defender que Villarejo no habló de las amenazas de Sanz Roldán un domingo en «prime time» por hacer daño, sino porque ella se lo había contado. Y así fue. Le echó un capote hasta el punto de que la Fiscalía retiró la acusación por calumnias y ahora sólo pide cárcel por denuncia falsa, aquella en la que el comisario relacionaba sin pruebas a Sanz Roldán con una filtración. No obstante, la Abogacía aún acusa por injurias.

Vestida de negro, escoltada por sus abogados y en inglés, aunque apostillando a la intérprete, Larsen insistió en la presunta tropelía y añadió que si Sanz Roldán la acosó, fue por voluntad de Don Juan Carlos, que «mandaba y daba las órdenes».

Como la veracidad de las amenazas no se estaba enjuiciando, nadie preguntó cómo es que el entonces Jefe del Estado maniobró contra ella el mismo año en que le «regaló» 65 millones de dólares por amor.

Sanz Roldán, que sólo había hablado del tema a puerta cerrada en el Congreso, no negó en su declaración el viaje a Londres para entrevistarse con ella —«es público»—, pero se amparó en la ley del CNI para no dar más explicaciones. «No puedo hacer ninguna alusión a esa reunión», aseguró.

"No me arrepiento de nada"

Sí dejó claro que nunca amenazaría «a una mujer y un niño» y que «el CNI no hace esas cosas» que dice Larsen, como contratar mercenarios para robar documentación. También que la Inteligencia «solo puede actuar en el país en el que existe», con una salvedad: «misiones en el exterior que se hacen porque el Estado las ordena».

Y a ese clavo se aferró Villarejo para explicar qué hacía en 2015 tomando té con Larsen en Londres grabadora mediante. Declaró que el CNI se lo encomendó y hasta le puso «los medios» por la necesidad de recuperar «documentos y una serie de cosas que afectaban a la seguridad» y que tenía ella. «Esa era mi intención, convencerla, seducirla, engañarla y ganarme su confianza», aseguró.

Tras unas gafas decoradas como una piel de serpiente y una mascarilla negra abanderada, gesticulaba indignado mientras escuchaba a Sanz Roldán cuestionar que alguna vez hubiese prestado servicios relevantes. El general aseguró que no había visto nunca a Villarejo en persona y negó tajante que hubiese colaborado con el CNI. El comisario siempre ha dicho lo contrario y ayer, su abogado le describió como uno de «los policías más importantes» en ese ámbito. «Porque lo dice usted», replicó Sanz Roldán.

Pero Villarejo, que ayer se decía dispuesto a morir pero no a callar, mantuvo la cabeza alta hasta la jactancia. «No me arrepiento en absoluto de lo que he hecho. Llevo casi cuatro años preso y a saber lo que me espera pero, para mí, ha sido un honor y una satisfacción que los distintos gobiernos tanto del PSOE como del PP confiaran en mi trabajo y me permitieran hacer lo que he venido haciendo». Eso que en la Audiencia Nacional llaman presunto elenco de delitos y que él ve como patriotismo en servicio del Estado.

Ver los comentarios

Football news:

Nagelsmann está Interesado en trabajar en Tottenham
Sulscher sobre el Top 4: la Batalla será larga. El partido con el Chelsea es un desafío serio, con la llegada de Tuchel, todo cambió
El Bayern firmó un contrato con Musiala por 5 años, un salario de 5 millones de euros. El jugador cumplió hoy 18 años
FNL es un lugar de tormento. Los propios clubes pagan a la liga más de lo que les paga: rastrillar esto al nuevo presidente de la RFEF
El Manchester United pagará a Cavani 2 millones de euros si no renueva su contrato con él. La decisión se tomará cuando el jugador Cure la lesión
Klopp sobre Liverpool en el Top 4: Es un gran desafío. No estamos tan lejos, pero hay un cierto retraso
Ronald Koeman: la Presión está en todos los mejores clubes. A veces parece que solo el Barcelona tiene partidos importantes