Spain

Comparsa El arenero

el tipo. Sandman, el creador de los sueños en la cultura anglosajona. las coplas. La vida es sueño... y una comparsa puede dar sueño. Sandman llega al Falla para esparcir su arena y llevarnos a un mundo de magia... y de mucho sueño. La propuesta de esta comparsa sevillana se cae, entre otros motivos, por presentar un personaje desconocido, lo que hace perderle el hilo a un pobre repertorio, desde una presentación con tintes de popurrí por los giros que tiene. A esto se une un grupo en el que los intentos de lucimientos personales quedan por encima de lo que debe ser un conjunto, habiendo en algún momento una guerra de voces, lo que se nota especialmente en los pasodobles, con una música desestructurada e interminable. Dos letras pobres que no aportan demasiado. En el primero, la magia desaparece al convertirse en una dura -y facilona- crítica a Vox. Aseguran que no piensan respetar a quien "no respeta al ser humano". Indescriptible el segundo dedicado a su abuelo al darle tantas vueltas a la poesía. Innecesaria tanda de cuplés a todo lo que guarda su mujer en el pecho. En el primero, acaban haciéndose manualidades por quedarse ella dormida en la cama, mientras que en el segundo se salvan tras perderse en medio del bosque al sacar la comida que tenía guardada en sus senos. Entre nanas, el popurrí hace caer en un sueño eterno. Dan la de arena y no la de cal.

El veredicto del Diario del Carnaval

La previa

Comparsa que nace de la escisión de 'La creación', agrupación sevillana que se estrenó el pasado año en las tablas del Gran Teatro Falla. Se mantiene en este grupo David Campano, autor de la letra, realizando la música Miguel Antonio López Martín, componente de este grupo el pasado año. 

La experiencia de 2019 les servirá para intentar mejorar en el certamen de 2020 con 'El arenero'.