Spain

Ciudadanos se abre por primera vez a una coalición electoral con el PP ante el adelanto electoral en Cataluña

Albert Rivera se significó en su último año al frente de Ciudadanos por dos ‘no es no’ particulares. Uno, el más célebre, a colaborar por activa o pasiva en la investidura de Pedro Sánchez; el otro, menos notorio pero igualmente contumaz, fue su rechazo a la oferta de Pablo Casado de una coalición electoral, total o parcial. El PP registró para ello tanto la marca España Suma como otras tantas por cada una de las autonomías, pero la propuesta siempre cayó en saco roto.

La propuesta era idéntica a Navarra Suma, la plataforma en la que Unión del Pueblo Navarro (UPN) logró aunar a populares y naranjas para las elecciones forales y municipales en Navarra. Ahora, sin embargo, lo que la cúpula naranja siempre consideró una excepción circunscrita a la comunidad foral, podría extenderse a otros territorios, y en primer lugar, calendario obliga, a Cataluña. Fue allí donde con mayor énfasis Ciudadanos rechazó la alianza, incluso cuando la portavoz de los populares y diputada por Barcelona, Cayetana Álvarez de Toledo, propuso ceder su puesto en la lista.

Y es allí, en una rueda de prensa en el Parlamento Catalán, donde este miércoles Carlos Carrizosa, el presidente del grupo autonómico de Ciudadanos, se abría por primera vez, a preguntas de los periodistas, a una unión preelectoral con el PP como la que el líder regional de los populares, Alejandro Fernández, lleva tiempo pidiendo. "Nosotros tendemos la mano a los partidos constitucionalistas para llegar a todo tipo de acuerdos, acuerdos antes de las elecciones y acuerdos posteriores a las elecciones en aquellos puntos básicos en los que el constitucionalismo debe estar de acuerdo, y que básicamente son la defensa de los valores y los principios de nuestra constitución" aseguraba Carrizosa, una de las personas de confianza de Inés Arrimadas, líder in pectore de Ciudadanos, que en marzo celebrará su V Congreso extraordinario.

Casado celebra que Cs "está mejorando"

Casi a la misma hora, en un acto en Madrid, Pablo Casado recordaba que llevan "un año" apelando a Ciudadanos para llegar a un acuerdo, "en especial en Cataluña". Casado dejaba claro que "respeta escrupulosamente" los procesos internos del partido naranja, pero celebraba el cambio de actitud de Ciudadanos y las declaraciones de Carrizosa. "Creo que Ciudadanos está mejorando desde la época que no facilitó grupo propio en Cataluña" afirmaba el líder popular, sangrando por la herida al recordar que después de las elecciones catalanas de 2017, ganadas por Arrimadas, el partido naranja se negó a prestar algún diputado al PP para que pudiera tener un grupo en el Parlament.

"El PP permitió que Cs tuviera grupo propio en el Senado e intentó que estuvieran también en la Mesa del Congreso", continuaba Casado, para terminar pidiendo que "cuando se convoquen" las elecciones en Cataluña, los constitucionalistas hagan un "esfuerzo conjunto" por ir juntos.

Lo cierto es que, pese a los episodios recordados por el líder de la oposición, la sintonía entre ambas formaciones ha mejorado notablemente desde las elecciones del 10-N. Baste recordar la defensa que hizo Casado en el debate de investidura de Rivera ante los ataques de Sánchez, entusiastamente aplaudida por los diez diputados de Ciudadanos. Ambos grupos, además, han presentado ya numerosas iniciativas conjuntas, en lo que supone un acto de generosidad del PP, dado que los de Arrimadas, con su peso enormemente mermado tras perder cuarenta y siete diputados, han perdido capacidad de iniciativa parlamentaria.

Si la alianza de Cataluña Suma va adelante Ciudadanos y PP se verían inmersos en un complejo proceso que afectaría de lleno a las listas, la cuestión más delicada siempre en los partido políticos. Fuentes de los populares creen que llegado el momento sería necesaria "generosidad y altura de miras" por las dos partes. En principio, la candidata de Ciudadanos, el partido mayor de la coalición en el caso de Cataluña, es Lorena Roldán, algo que ya ha sido ratificado por primarias. Pero si se rompe el tabú de la posible alianza casi todo el camino estará por andar.