Spain

Chirigota Yo soy tu padre

El tipo. Julio Iglesias con un paquete de condones en el bolsillo. Las coplas. Una locura en escena. El sello de Luis María -que nunca se debió perder- se nota en toda su esencia. Julio Iglesias llega desde Miami hasta Cádiz para ir a un juicio de paternidad y buscar al Purri, su hijo. Mucho pamplineo muy resultón que se ve acentuado con la interpretación de un grupo que responde de manera eficiente al tipo de chirigota que le propone su autor. El resultado es un repertorio que en algunos momentos se vuelve desternillante tanto en la presentación como en el popurrí, pero que es más corrientito en los pasodobles y los cuplés. Rematan de manera simpática el primer pasodoble -con una música casi hablada en el inicio y con más cuerpo desde el trío-, en el que Julio Iglesias cambia su música por el Carnaval, por lo que deja Miami y se va a vivir a Pasquín. No está mal hilvanado el segundo en defensa de la cantera, aunque tienen miedo de venir a verla por haber tantos niños. Su debe, quizás, está en los cuplés, que están un escalón por debajo en el apartado humorístico, al decir que Pacoli es un hamster al ir disfrazado de ratón y a la polémica del Sorteo de Navidad, por la que "la parienta" frena a su marido al querer meter "las bolas para dentro" para celebrar el premio. Pamplinas como la de Bustelo elevan la calidad de un digno popurrí.

El veredicto de Diario del Carnaval

La previa

Los gaditanos Luis María Rodríguez Rondán y Carlos Pérez se hacen cargo de nuevo de la autoría de esta chirigota de Los Palacios. Luis María y Carlos compusieron el año pasado 'Esto está vigilao' y este año presentan a este grupo como 'Yo soy tu padre', bajo la dirección de José María Pérez Campos.