Guadalajara, 20 de abril de 2021.- “En el Gobierno regional somos conscientes de que la lucha contra los incendios forestales no puede basarse únicamente en la extinción. La prevención juega un papel fundamental para combatir los incendios y, por eso, no escatimaremos en recursos para para que tanto el personal que conforma este dispositivo como nuestros montes estén preparados para afrontar en las mejores condiciones posibles los incendios que pudieran producirse durante el verano”. Así lo ha indicado el delegado de la Junta en Guadalajara, Eusebio Robles, durante una visita realizada esta mañana a localidad de Semillas, en plena Sierra Norte de Guadalajara.

Acompañado por el delegado provincial de Desarrollo Sostenible, José Luis Tenorio, el director provincial del Centro Operativo del Servicio de Prevención y Extinción de Incendios, Miguel Aguilar, y el alcalde de Semillas, César Rodríguez-Camuñas, Robles ha conocido los trabajos de selvicultura preventiva que está realizando el personal del dispositivo de prevención y extinción de incendios forestales de Castilla-La Mancha (Geacam) en el entorno de esta localidad, así como en las de Monasterio y Arbancón, donde se están llevando a cabo labores de clareo en el regenerado del incendio originado en Aleas, pedanía de Cogolludo, en el año 2014.

“Ésta es una de las tantas actuaciones que Geacam ha realizado a lo largo y ancho del territorio en lo que llevamos de campaña de prevención de incendios en 2021. Son 1.500 hectáreas de masas forestales sobre las que se ha realizado algún trabajo de limpieza hasta este momento y más de 10.200 si nos remontamos al año 2016”, ha informado Robles, que ha remarcado que “acciones como ésta pueden evitar en un 90 por ciento que se pueda producir un incendio”.

Por su parte, el director provincial del Centro Operativo del Servicio de Prevención y Extinción de Incendios ha explicado que los trabajos de selvicultura preventiva que se realizan en la provincia, en los que participan cerca de 350 efectivos repartidos en 19 cuadrillas, se centran fundamentalmente en los alrededores de los cascos urbanos, carreteras y pistas principales, aunque también se actúa en regenerados post incendio con abundancia de arbolado joven y masas de elevada importancia ambiental o paisajística.

En lo que atañe a las vías de comunicación, las labores se han centrado en la eliminación del matorral y a la poda de arbolado para crear franjas adyacentes, con anchuras de 100 metros a cada lado, que vienen a configurar ejes de contención de incendios y, además, mejoran la seguridad de los combatientes en sus maniobras de extinción, normalmente desarrolladas desde estas vías de comunicación.

“Estos datos ponen de manifiesto la trascendencia de una labor que se realiza durante buena parte del año sobre las masas forestales de nuestra provincia con el fin de minimizar el riesgo de incendios en la época estival. Unos trabajos que ayudan a nuestras masas forestales a ser más resilientes de cara a un posible incendio, pero que también contribuyen a la protección de nuestros bosques y su biodiversidad”, ha destacado el delegado de la Junta.

El Gobierno regional destina a la campaña de prevención y lucha contra incendios en la provincia de Guadalajara de 2021 un total de 14 millones de euros, de los cuales la mitad corresponde a la campaña de prevención y la otra mitad a la campaña de extinción.