El pasado día 6, Monbus y CCOO aceptaron la propuesta del Jurado Arbitral de realizar conjuntamente durante once días mediciones pautadas y consensuadas del tiempo real del exceso de jornada que emplean los conductores de los autobuses desde que Monbus añadió nuevos competidos a las tareas habituales del denominado tiempo de ‘toma y deje’, ha informado el sindicato en nota de prensa.

El ‘toma y deje’ es el tiempo de presencia necesario para empezar o terminar la jornada en el que no se desarrollan servicios de conducción propiamente dichos, como revisar componentes de seguridad, dejar el vehículo donde la empresa ha designado o recoger herramienta.

Según indica CCOO, cuando Monbus asumió en mayo de 2018 la contrata del transporte urbano de Talavera, añadió al tiempo de ‘toma y deje’, cifrado en el convenio colectivo en 15 minutos, la obligación de atender a la máquina automática de lavado de los vehículos adquirida por esta empresa para ahorrarse costes externos; la de ocuparse del repostaje ad-blue, y de la recoger y custodiar la recaudación del día, que deben llevarse a su casa.

Con las nuevas tareas, que Monbus impuso sin negociación, el sindicato apunta que el tiempo de ‘toma y deje’ se ha prolongado, sin que la empresa retribuya ni cotice por ese exceso de jornada.

El sindicato ha advertido en Mediación que en las mediciones del tiempo realizadas desde el pasado día 7 hasta este lunes se han producido irregularidades que desvirtúan los resultados. Ha propuesto a la empresa establecer en 25 minutos el tiempo total de ‘toma y deje’ o, alternativamente, negociar un plus para retribuir las nuevas tareas impuestas a los trabajadores —recaudación, repostaje ad-blue y lavado de vehículos- y la empresa ha rechazado ambas propuestas.

Monbus niega las irregularidades advertidas por CCOO en las mediciones de los tiempos realizadas desde el pasado día 7, pero también se ha negado a implantar un registro real de jornada porque el que tiene hasta ahora sólo computa el tiempo de conducción de autobuses y excluye el tiempo de ‘toma y deje’; lo que CCOO ya ha denunciado ante la Inspección de Trabajo.

El secretario provincial de CCOO-FSC, Enrique Clavero, ha subrayado que con sus mediciones irregulares de estos días y con su negativa a registrar el tiempo real de ‘toma y deje’, Monbus “quiere seguir obligando a los conductores de los autobuses a prolongar su jornada más allá de la establecida en el convenio colectivo, y sin retribuirles por ese exceso ni cotizarlo a la Seguridad Social.”

“La asamblea de trabajadores decidirá el jueves sobre la convocatoria de la huelga. Instamos una vez más a la empresa a recapacitar. Y volvemos a pedir al Ayuntamiento de Talavera que sea consciente de lo que está ocurriendo y que, si quiere evitar la huelga de autobuses con todo lo que conlleve, intervenga ante Monbus para que reconozca a los conductores el trabajo y la jornada que realmente realizan”, ha concluido.