Spain

Castejón empieza a restaurar Despeñaperros con 80.000 euros

El antiguo fuerte militar de Despeñaperros será objeto de diversas actuaciones que permitirán adecuar sus accesos y consolidar sus estructuras, aunque todavía no hay un plazo concreto ni un presupuesto confirmado para llevarlas a cabo. El equipo técnico del Área de Patrimonio Histórico Artístico del Ayuntamiento ha acabado el plan director que establece las prioridades para acometerlo. La edificación, construida en la segunda mitad del siglo XIX, corona una de las cinco colinas que determinan la topografía del casco antiguo de la ciudad, por encima de la muralla de Carlos III y junto al campus de la Universidad Politécnica (UPCT).

El proyecto encargado a dos arquitectos externos, José y Alberto Amorós, establece cuatro fases de trabajo, que incluyen afianzar la estructura y recuperarla para musealizarla en la última etapa. Para financiarla, el Ayuntamiento quiere echar mano de los 400.000 euros correspondientes a la indemnización que pagó el Ministerio de Fomento en cumplimiento de una sentencia por el remate de la Muralla del Mar, que un juzgado considera que atenta contra el patrimonio.

Las primeras tareas, actualmente en marcha, se centran en la adecuación de los accesos al recinto, así como en el estudio, la limpieza y la consolidación de los lienzos mejor conservados de la muralla perimetral. «Es fundamental limpiar esta fortificación y evitar que aniden gaviotas, que hallan en este cerro un lugar propicio dada la cantidad de pequeños agujeros que determina la propia formación rocosa», explicó la alcaldesa, Ana Belén Castejón. Además, el plan director ha establecido qué elementos postizos no respetan la fisonomía original de la construcción y serán retirados.

La complejidad orográfica que presenta el cerro se suma a lo escarpado de la fortaleza y sus imponentes muros de mampostería. Será necesario actuar con equipos especializados en trabajos verticales, ya que algunas zonas presentan dificultades para colocar andamios y usar maquinaria pesada.

Reponer elementos perdidos

Además, hay en estudio varias vías para reponer aquellos elementos significativos de la arquitectura de la fortaleza que se han perdido con el paso del tiempo. Entre ellos están el cordón perimetral, los merlones y las cañoneras. El espíritu que guía la reforma es el de revalorizar los elementos originales.

Para la primera fase de trabajo, el Ayuntamiento cuenta con un presupuesto inicial de 80.000 euros y con la colaboración del equipo de arquitectos responsable del plan director, que está trabajando estrechamente con la Asociación de Amigos de las Fortalezas de Cartagena (Aforca). Esta asociación recibió los 400.000 euros de la indemnización por la muralla, aunque el retraso en emplearlos hizo que el año pasado fueran dados por perdidos.

«Queremos realizar la mejor intervención posible para la conservación de esta fortaleza», apuntó Castejón. Así, tanto el Consistorio cartagenero como Aforca se mantienen en contacto permanente con el Servicio de Patrimonio Histórico de la Comunidad Autónoma, perteneciente a la Dirección General de Bienes Culturales y garante de que todo se hace conforme a la ley que protege este tipo de edificaciones.

El fuerte de Despeñaperros fue erigido para vigilar el frente amurallado que guarda el flanco este de la ciudad y sorprender entre dos fuegos, junto con el castillo de los Moros, a cualquier potencial atacante.

El castillo de Los Moros y la Atalaya esperan su turno

La recuperación del fuerte de Despeñaperros, que durante la pasada legislatura se planificó como un mirador fortificado a la ciudad y a la dársena portuaria, es solo una de las obras de restauración del antiguo patrimonio militar que tiene pendientes el Ayuntamiento. Hay otras dos muy publicitadas y que por ahora apenas han registrado avances. Una es la del Castillo de Los Moros, que quedó incluido en un proyecto europeo (MAPS) hace cuatro años pero que solo ha sido sometido a tareas de desescombro, limpieza y adecuación de los accesos. En su entorno se realizaron plantaciones de retoños de árboles, que se marchitaron. Su restauración, reclamada por la Asociación Cultural Pinacho de Santa Lucía y por colectivos vecinales de Los Mateos, no ha registrado ningún avance significativo. La otra iniciativa que se quedo en una obra cosmética fue la restauración del Castillo de la Atalaya. Fue limpiada, los sillares desprendidos fueron clasificados y se colocó una puerta reforzada para evitar expolio. Pero la recuperación tasada en 400.000 euros en 2016 no se acometió. Asimismo, el baluarte del Deán, junto a la calle Muralla Tierra, fue excavado y está protegido de manera insuficiente tras una valla metálica.

Football news:

El ex entrenador de Roma Di Francesco dirigió al Cagliari, sucediendo a Zenga
En Inglaterra se eliminará a los jugadores que tosen intencionalmente contra rivales y árbitros
Man City mostró un nuevo uniforme de visitante
La selección de Islandia presentó el uniforme de local para la temporada 2020/21
En 1999, el Arsenal derrotó a Sheffield en la Copa, pero Wenger se ofreció a superar el partido, porque Kanu rompió el Fair Play
Milán y Napoli están Interesados en Godfrey. Norwich quiere 30 millones de euros para el defensor
Wenger nombró a los favoritos de la liga de Campeones: Man City y PSG