El líder del PP, Pablo Casado, ha llamado este viernes a combatir el populismo no disfrazándose de populistas, sino dando la "batalla de las ideas", "las que se pueden plasmar aquí y ahora" y ha advertido: el populismo es contrario al Estado de derecho, a la propiedad privada y al pluralismo.

"Sólo desde las ideas liberales podremos salir de los momentos oscuros en los que este virus, el de la pandemia, y este virus, el del populismo, ataca a nuestro Estado de derecho, nuestras sociedades libres", ha asegurado Casado en la clausura de la jornada "#Populismos​, ¿una amenaza a la democracia?".

Casado ha clausurado la jornada de la Fundación Concordia y Libertad, de su partido, y en la que han participado el nobel de Literatura Mario Vargas Llosa y el opositor venezolano, Leopoldo López, a quienes ha considerado "héroes".

Casado considera que, aunque "algunos intentan hablar de pasado" para hablar de "exilio", ejecuciones sumarísimas y expolio, "hay que hablar de Venezuela" y ha llamado a mantener una “perpetua vigilancia” sobre las libertades, con la conciencia de que “la libertad nunca está a más de una generación de ser perdida”.

Es “la misma causa”, ha agregado, que la que se debe librar en Venezuela, Perú, o Argentina. Además, ha asegurado que Venezuela o Bolivia han financiado al “populismo europeo” y, en concreto, a los griegos Syriza y a Podemos.

Casado: "El populismo es contrario al Estado de derecho"

El líder del PP ha negado que hablar de comunismo o libertad -el lema de campaña de la popular Isabel Díaz Ayuso en las elecciones madrileñas- sea extemporáneo y ha sostenido que, tras el fracaso del comunismo, éste ha empezado a "enarbolar formas populistas".

Populismo y comunismo coinciden, según el líder del PP, en "dividir la sociedad en compartimentos estancos", antes según la clase, ahora por género, raza o ideología. Tienen también en común el intervencionismo y "el pensamiento único". "El populismo es contrario al Estado de derecho", ha agregado Casado, que considera que se integra en las instituciones hasta vaciarlas como un "gusano en una nuez", y ha puesto como ejemplo el uso partidista de la Fiscalía o de los órganos reguladores.

También ataca a los medios y es "antipluralista". "En España incluso nos amenazan con que no va a haber alternancia política", ha afirmado Casado.

Al tiempo lo considera "netamente proteccionista, a derecha y a izquierda". "Incluso autárquico", porque "necesita una economía y por tanto una sociedad subsidiada”, ha advertido también Casado, que ha aludido a la expropiación de viviendas y empresas o a la limitación del precio del alquiler.

El líder popular, que ha pedido que España lidere la respuesta contra la "tiranía" de Nicolás Maduro en Venezuela, ha llamado a combatir un populismo que es "falsario" e "inútil" porque habla de corrupción y es corrupto, denuncia la desigualdad y genera pobreza o habla de sociedades justas y establece la opresión y la arbitrariedad.