Spain

Carta de la hija de una víctima: «Mi madre no tuvo un adiós como se merece»

Tengo la sensación de que me han robado. Tenía a mi madre en una residencia en Barcelona cuando, el 24 de marzo, me avisaron que le había pasado algo, no sabían qué, y que estaban esperando a una unidad médica que iba allí a visitarla aún entonces. El médico le diagnosticó un infarto masivo y dijo que como no había respuesta a ningún estímulo no se la iba a derivar a ningún hospital, así que en ese momento me di cuenta de que ese era el fin.

Falleció el 25 de marzo, de madrugada. Según me dijo la directora de la residencia, no se podían recoger sus pertenencias, por lo que ya me avisarían cuando se pudiera volver a entrar.

Nada me hacía pensar en la odisea que íbamos a tener que pasar unos días después, ya que para enterrarla tres días más tarde nos dijeron que podíamos asistir solo cuatro personas al velatorio y dos al cementerio.

Al llegar al tanatorio el 28 de marzo mi madre no estaba allí, nadie sabía dónde estaba el féretro. A la media hora lo localizaron, estaba en Collserola, nos dijeron que como lo habían tratado como Covid-19 no se iba a poder velar, no íbamos a poder darle el adiós como se merecía.

En el cementario nos quedamos en la puerta, ya que ese mismo día prohibían la entrada. Una vez más veíamos a nuestra madre sola, sin ningún tipo de acompañamiento.

Después de pasar un luto confinados, que es lo peor que se puede pasar en esta vida, sabiendo que mi madre no tuvo un adiós como se merece, llegó el día en que nos avisaron que ya podíamos retirar sus pertenencias que se habían quedado en la habitación de la residencia.

En la puerta nos dieron una caja, en la que faltaban mil y un detalles sin valor material para ellos pero cargados de valor sentimental para mí. Ni siquiera estaban sus gafas, algo tan suyo, tan de sus necesidades básicas que yo había cuidado y eran mi prioridad para su bienestar en sus últimos años.

Sin despedida, sin recuerdos sentimentales, sin el culto que hemos hecho toda la vida con nuestros seres queridos. Esto es un daño irreparable, que perdurará en los corazones de tanta gente que hemos perdido una madre durante esta pandemia.

Descansa mamá, allí donde estés, duele mucho aceptar que ya no estás conmigo físicamente, pero jamás perderé la esperanza, te alcanzaré en tu cielo y será para siempre.

* Yolanda Martínez Carballés vive en Barcelona.

Si tú también quieres compartir tu testimonio sobre cómo estás viviendo la situación provocada por el coronavirus puedes hacerlo escribiendo a [email protected]

Debes indicarnos tu nombre completo, DNI y lugar de residencia. Seleccionaremos las historias más representativas para publicarlas en ABC.es

Football news:

El Bayern anotó 36 goles en una temporada en la liga de Campeones. Ese es su récord
Müller llegó al 3º lugar por goles en los playoffs de la liga de Campeones. Más solo Messi y Ronaldo
Messi superó a Raúl y quedó en el 4º lugar en los partidos de la liga de Campeones
El Barcelona perdió 4 goles en la liga de Campeones por primera vez en la historia
En 2015, Gnabry fue dado de baja en el West Brom, y ahora es la superestrella del Bayern. Todo cambió un nuevo enfoque para el entrenamiento
Messi disputa su 23º partido en la final de la liga de Campeones. Este es el récord del torneo
Müller anotó 5 goles en 5 partidos de liga de Campeones