“Hemos conseguido información que sería relevante para demostrar los dedazos de Laura Borràs cuando era directora del Institut de les Lletres Catalanes (ILLC)”. Así lo ha dicho el jefe de la oposición en Cataluña y presidente del grupo de Ciudadanos (Cs) en el Parlament, Carlos Carrizosa, al explicar que Cs ha conseguido documentación que sería relevante para la causa judicial que la exconsejera de Cultura, Laura Borràs, tiene abierta por malversación de fondos públicos y falsedad documental por presuntamente otorgar contratos a dedo a un amigo suyo.

Carrizosa ha explicado que “el Centre de Telecomunicacions i Tecnologies de la Informació (CTTI) se encarga de realizar todos los contratos informáticos de toda la administración de la Generalitat” y ha remarcado que los documentos probarían que los contratos realizados por Borràs “no fueron validados por el interventor del CTTI al haberse realizado fuera de la normativa establecida”, momento en el cual “Borràs se puso en contacto con ellos para que le dejasen pagar el precio de los contratos a su amigo” sin haber pasado por el CTTI. Además, la documentación obtenida por Cs, también mostrarían “el sobrecoste enorme de los contratos previos en comparación a cuando se empiezan a realizar a través del CTTI”, donde por servicios equiparables “se pasa de pagar 20.000€ al amigo de Borràs a 2.000€”. “El sobrecoste en el precio es importante y está acreditado en los documentos”, ha afirmado Carrizosa.

El jefe de la oposición ha anunciado que llevarán esta información a la Fiscalía y ha lamentado que en Cataluña “se acumulan las causas de corrupción y, aunque parecen que pasan desapercibidas, muchos catalanes quieren un verdadero cambio” en la política catalana. “Estoy seguro de que este hartazgo hará que los catalanes se movilicen para que no nos sigan robando con las estructuras clientelares que han montado para forrarse ellos y sus amigos”, ha sentenciado.