La delegada del Gobierno de Castilla-La Mancha en la provincia de Cuenca, María Ángeles Martínez, ha celebrado la buena marcha de las obras del futuro hospital de Cuenca, por encima del 50% en ejecución, avanzando incluso que “ya se está pensando en contratar a más personal para avanzar más rápido” para rematarlas.

En una entrevista con Europa Press, ha puesto en valor que la nueva infraestructura hospitalaria, con una proyección de más de 500 camas, va a contar con “la última tecnología” para atender a los pacientes conquenses.

Sobre el hueco que deje el actual Hospital Virgen de la Luz, ha recordado que los terrenos son estatales, por lo que habrá que abordar que uso darle cuando la atención sanitaria se desplace al Terminillo.

Las obras avanzan en el nuevo entorno y ya se analiza el traslado de la depuradora próxima al nuevo hospital, siempre en conversación con todas las administraciones implicadas.

Las inversiones sanitarias planteadas por el Gobierno autonómico en la provincia de Cuenca pasan por los futuros centros de salud de Campillo de Altobuey o Mota del Cuervo, sin dejar de lado los de Carboneras de Guadazaón y Horcajo de Santiago.

En este contexto, ha hecho alusión al convenio suscrito con la Diputación de Cuenca para acometer la restauración y remodelación de consultorios locales en pequeños municipios de cara a “ayudar a los ayuntamientos” en la reforma de los edificios que los sostienen.

LA VACUNACIÓN AVANZA

Sobre la campaña de vacunación, Martínez ha adelantado que el próximo 9 de marzo está previsto que arranque la administración de dosis al personal de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y personal de emergencias, en un periodo que quiere poner el punto y final el 15 de marzo tras días de inoculación.

Estos pinchazos irán aparejados a la vacunación de docentes, mientras que los mayores de 80 años ya están recibiendo las primeras dosis.

Para acelerar la vacunación toda vez que lleguen más dosis para seguir avanzando, ya se está planeando un mapa de grandes espacios, sobre todo en las localidades más grandes, para facilitar el proceso.

Ahora el Gobierno autonómico está “en la organización y búsqueda de espacios”, desde polideportivos hasta recintos feriales, y trabajando en la calendarización de horarios y pacientes a vacunar.

En estos momentos, la pandemia da un respiro a la provincia tras las medidas restrictivas implementadas a nivel regional, con las residencias de mayores libres de COVID y apenas casos en el hospital de la capital. “La vacuna está haciendo su trabajo para que podamos retomar cuanto antes la vida”.

LA ESCUELA DE ARTE DRAMÁTICO, A PUNTO

Uno de los proyectos “más ilusionantes” según Martínez para la provincia de Cuenca en el corto plazo es la futura Escuela de Arte Dramático en lo que fue el IES número 7, un centro que será capaz de “crear sinergias” con sus futuros alumnos.

La redacción del proyecto está ya “casi terminada” y contempla “características especiales” en cuanto a la infraestructura, y “de manera inmediata saldrán a licitación las obras”. El proyecto es “muy interesante” ante el objetivo de plantar “semillas culturales” en la ciudad.

Descartando poder abrir el próximo curso escolar, el calendario plantea arrancar en el 2022/2023 con una veintena de alumnos en el primer curso dentro,

También en materia educativa ha admitido tener “muchas expectativas” en torno a la nueva etapa de la Universidad de Castilla-La Mancha, pensando en nuevas titulaciones a futuro.

“Esperemos que venga alguna titulación de Ciencias, que parece que sólo tenemos Letras y Humanidades”, ha deseado la delegada gubernamental.