Así consta en la Resolución de la Dirección General de Medio Natural y Biodiversidad, que publica este lunes el Diario Oficial de Castilla-La Mancha y recoge Europa Press, en la que se recuerda que para no tener que obtener dos licencias para practicar la pesca en aquellos ríos que sean limítrofes con otras Comunidades Autónomas, Castilla-La Mancha y Extremadura acordaron en el año 2011 que cuando exista reciprocidad entre ambas podrá practicarse la pesca con la licencia de la Comunidad Autónoma vecina.

Por ello, el Gobierno de Castilla-La Mancha ha determinado que entre los cursos de agua o tramos limítrofes con Extremadura donde se puede practicar la pesca con las licencias de esta Comunidad Autónoma son el río Tiétar, en el término municipal de Oropesa, y el Tajo, en los términos municipales de Valdeverdeja, Torrico, Alcolea del Tajo y El Puente del Arzobispo.

De igual modo, se incluye el río Estena, en los términos municipales de Anchuras y Sevilleja de la Jara; el río Estomiza, en los términos municipales de Anchuras y Los Navalucillos; el río Frío, en Horcajo de los Montes y el Guadiana, en el Embalse del Cíjara, en los términos municipales de Navalpino y Arroba de los Montes.