Spain

Athletic, ¿y ahora qué?

Esta es una historia de perdedores. Del peor finalista en la historia de la Copa del Rey, un Athletic incapaz de vencer a sus miedos y ser medianamente competitivo en las citas que le ha deparado el destino desde hace 37 años: ante el Atlético en 1985, ante el Barcelona en 2009, 2012, 2015 y 2021, y ante la Real Sociedad la edición de 2020 celebrada este año. Nadie en más de un siglo se ha dado tantos batacazos seguidos. Tiene la pesadilla hasta recorridos cortos como estos 14 días de abril, que según el técnico no conviene subrayar como los peores de la historia. El consuelo de que ha habido "abriles peores". Caparrós, Bielsa, Valverde y Marcelino se han topado contra el mismo muro de la impotencia. Desde 1984, cuando Dani alzó la última Copa, ha habido once equipos que han reinado, y el Athletic se ha quedado a dos velas en esos seis intentos, que se unen a otro golpe duro en la final de la Europa League en 2012.

En estas dos finales seguidas, ni rastro del equipo heroico que ha sacado eliminatorias con un instinto de supervivencia conmovedor. Al técnico asturiano le toca ahora el enésimo ejercicio de supervivencia tras un fracaso. Europa se ha vuelto a escapar vía Copa y se ha puesto casi imposible alcanzar la séptima plaza, habilitada hacia la Europa League por la derrota de los leones ayer. Quedan 24 puntos por jugar y el Villarreal, situado en ese peldaño, está a nueve. Pero por encima de esa distancia, están las horribles sensaciones que ahora mismo transmite el equipo.

El 'efecto Marcelino', una bendición de aire fresco de enero, se ha diluido. El preparador de Villaviciosa falló en La Cartuja. Sacó al once más veterano en 13 meses y ni por esas. Propuso un cerrojazo ante un Barça que ni de lejos es aquel cohete de 2009 y el Athletic fue una sombra en cuanto a la propuesta de la Supercopa. El tridente Muniain-Raúl-Williams tuvo nulo protagonismo, y la zona de creación también pasó inadvertida. Los cambios fueron de hombres, pero el esquema se mantuvo en todo instante, con los dos de arriba ocupando mal los espacios ante los tres centrales de Koeman. En medio campo la superioridad culé era manifiesta y el castillo se fue al suelo pronto. El técnico tiene contrato el año próximo y debe abanderar una nueva etapa, con protagonismo a los chavales que vienen empujando, casos de Vencedor, Morcillo y Villalibre. Los Nicos, Serrano y Williams, tampoco deberían tardar en dar el salto. Lo que ocurre que es que no se atisba un jugador como Muniain que pueda mezclarse entre líneas, moverse en el uno contra uno y asociar el medio campo y los de arriba, y hace falta para ir dando relevos al capitán. En Sevilla jugó lesionado y por ahí empezó al naufragio. "Hice todo lo posible para ayudar al equipo", sostuvo.

Y luego está la quiebra institucional. Otro año posiblemente fuera de Europa, con el año más de 12 meses vacío va a suponer una costalada buena en las arcas del club. Elizegi afronta la recta final de su mandato y deberá hilar muy fino con los siguientes presupuestos. Propondrá una cuota COVID que a ver cómo reciben los socios. En el palco de La Cartuja era la viva imagen de la desolación, mientras el Barça desataba el jolgorio. "Es difícil de absorber, pero es nuestra obligación"

Football news:

Sulscher, Bjelsa, ellardyce y Bruce reclaman el título de mejor entrenador de abril en la APL
Toven, de 28 años, pasó a Tigres de México. El campeón del mundo 2018 jugará con Gignac
Hans-Dieter Flick: Lewandowski piensa en el récord de Gerd Mueller. Robert es un futbolista de clase mundial, es único
Nuestro blogger visitó el Salón de la fama del fútbol Internacional, resulta que está en México. La creación fue aprobada por Blatter, entre los miembros de Lev Yashin
Mikel Arteta: No jugar la liga de Campeones en 5 años es una tendencia. El Arsenal no tolerará esto
Raúl puede dirigir al Eintracht Frankfurt
Sulscher sobre la alineación del Manchester United para los próximos juegos: Alguien no estará contento, pero ese no es mi problema. Este es el problema de todos los demás