Al día siguiente de las recientes elecciones municipales, el pasado 27 de junio, el PP de Madrid publicó en su cuenta de Twitter el siguiente mensaje: Adiós a radio Carmena, subvencionada con 1,5M sin apenas oyentes. Adiós a la concesión de 1,9M a la empresa de su hijo. A la subvención de Paz con Dignidad creada por uno que atracó un banco. A las 11.000 adjudicaciones a dedo valoradas en 60M. "Adiós enchufados, adiós Carmena".

La medida ya venía recogida en el programa electoral de los populares, e incluso su candidato a la Alcaldía, José Luis Martínez-Almeida, en otro tuit, vino a decir lo mismo: se iba a cerrar la emisora porque era un nido de contrataciones a dedo y apenas tenía audiencia.

Sin embargo, los responsables de M21 no han recibido comunicación alguna y creen que no será tan fácil echar el cierre a la emisora escuela, que tiene un funcionamiento, un presupuesto y una dirección artística aprobados en un pleno del Ayuntamiento de Madrid.

Además, el proyecto cuenta con un Consejo Rector -con presencia de las universidades públicas de Madrid, los partidos políticos y medios de comunicación- y una Comisión de Seguimiento con presencia de tres entidades municipales, que algo tendrán que decir ante ese supuesto cierre.

Manuela Carmena habla con el responsable de M21, Jacobo Rivero. Foto Ayuntamiento de Madrid.

M21 es la continuación de la radio municipal que ya existía en Madrid desde 1987 y que tuvo una etapa importante como ONDA IMEFE. En 2009, cuando era alcalde Alberto Ruiz-Gallardón, el Ayuntamiento se comprometió a impulsar y desarrollar el proyecto, mediante la firma de un convenio con la Academia Española de la Radio y con su presidente de honor, Luis del Olmo.

Jacobo Rivero, director de Comunicación de Madrid Destino, ha sido el impulsor de la Emisora Escuela M21 desde septiembre de 2015 hasta la elección de las directoras artísticas, Ángeles Oliva y Toña Medina, en septiembre de 2018.

Altavoz mediático

En su opinión, son desacertadas y carentes de sentido las críticas que se le han hecho a la emisora -que fue bautizada como "Radio Carmena" por el PP- por ejercer supuestamente de altavoz mediático de la alcaldesa y de su gestión municipal.

"La radio", expone Rivero, "existe desde 1987 y el dial seguía en activo, pero en desuso, cuando Manuela Carmena llegó a la Alcaldía. De hecho, en marzo de 2017 visitó la radio el entonces ministro de Cultura del PP, Íñigo Méndez de Vigo, y alabó el proyecto, tanto por dar conocimiento de la riquísima vida cultural de la ciudad como por la experiencia que supone para estudiantes de comunicación".

"En M21 no hay apología del partido que gobierna el Ayuntamiento ni mucho menos de la gestión de su alcaldesa", asegura Jacobo Rivero

Rivero recuerda igualmente que en los estudios de Cibeles estuvo también el exalcalde popular José María Álvarez del Manzano, que fue uno de los más entusiastas impulsores de la radio municipal durante su mandato. "En M21", remarca Rivero, "no hay apología del partido que gobierna el Ayuntamiento ni mucho menos de la gestión de su alcaldesa; por el contrario, se trata de contar el relato cultural, artístico y humano de la ciudad de Madrid".

En los últimos años, el PP ha denunciado el "alto presupuesto" con el que contaba la emisora, en comparación con la poca audiencia que tenía. Esgrimían los populares que este año el presupuesto era de 1,5 millones de euros, un 25% más que en 2018, y que M 21 le había costado a los madrileños 5 millones de euros en 4 años.

Frente a estas cifras, Rivero destaca que para el presente año el presupuesto es ligeramente inferior al millón y medio. "Pero es importante señalar", matiza, "que el coste entre 2016 y abril de 2019 fue de 2,9 millones de euros, es decir, se ha invertido menos de lo presupuestado, no los 5 millones de los que habla el PP".

Estudio en el Conde Duque

"También ha aumentado", aclara, "porque se incorpora un estudio en el Centro Cultural Conde Duque, un lugar estupendo que va a estar en conexión con uno de los espacios de referencia museística, de servicio de biblioteca y archivo y de programación de la ciudad. Se trata de una cantidad muy ajustada e inferior a la que puedan tener otras emisoras públicas o incluso campañas específicas municipales, como puedan ser programación de ciudad tipo San Isidro o Veranos de la Villa".

"Si la comparación es con otras radios digitales los resultados son buenos", indica el director de Comunicación de Madrid Destino​

Rivero pone como ejemplo que la televisión municipal (esMadrid.tv) que creó el alcalde Ruiz-Gallardón tenía un presupuesto anual de 6,5 millones, y funcionó entre 2007 y 2010 con una lógica parecida pero sin la parte formativa que tiene M21. "Aunque no se sabe nada", apostilla, "sobre qué pasó con su equipamiento y su señal de TDT. Y, desde luego, el presupuesto de M21 es muy inferior al presupuesto de Onda Madrid o la radio televisión municipal de Barcelona".

Respecto a las críticas por la escasa audiencia de la emisora, Rivero indica que si la comparación es con otras radios digitales los resultados son buenos. Hasta marzo de este año, el número de descargas desde la web de la emisora superaban los 700.000, la audiencia en streaming –con oyentes únicos- era superior a 400.000, y las descargas desde plataformas como IVOOX eran de cientos de miles.

El responsable de M21 pone de relieve que el proyecto nunca estuvo pensado para competir por las audiencias sino para ofrecer un buen servicio público, motivo por el cual la emisora también estaba fuera de los índices del Estudio General de Medios.

Plantilla reducida

La plantilla también es reducida: ocho contratados por parte de Madrid Destino, tres trabajadoras que aporta la Agencia para el Empleo y un asesor técnico dispuesto por el Ayuntamiento. "Es una plantilla corta que se nutre en la emisión de programas externos y de una plantilla fluctuante con trabajadores en procesos de inserción laboral. La Agencia para el Empleo, que es una de las tres patas del proyecto, también realiza cursos de formación radiofónica en alameda de Osuna", matiza Rivero.

A su juicio, el principal logro de la emisora es que está emitiendo el relato cultural de la ciudad, desde los deportes más minoritarios a los géneros musicales más diversos, desde la programación de los centros culturales municipales hasta la agenda cultural de la ciudad, y con espacio para el teatro, el cine, la literatura, el deporte y la filosofía.

Entre los programas estrella, Rivero destaca El planeador, del prestigioso crítico musical Diego Manrique, y Conversaciones con la música, de Patricia Godes.

"Si además un jugador con tantísima proyección internacional como Ricky Rubio alaba en sus redes sociales un programa como el que emitimos sobre la NBA, El Reverso, realizado por Gonzalo Vázquez y Andrés Monje, es estupendo, porque pone en valor el conjunto del trabajo. También es positivo que músicos de Nueva York comenten en sus redes sociales que el programa de flamenco que hacía Antonio Benamargo es un referente".

Rivero invita a los detractores de M21 a que conozcan en persona la emisora y hablen con las personas que han levantado un proyecto por el que han pasado más de 500 personalidades de la cultura madrileña, nacional e internacional, así como 200 alumnos en procesos de formación.

"Todo se ha hecho de forma trasparente y siguiendo una línea de trabajo que ya existía de antes. M21 tiene un archivo sonoro de los últimos años espectacular y debería seguir en esa línea de consolidación y desarrollo, cerrar la radio de Madrid sería un error enorme", concluye.