Spain

Así es el nuevo CaixaBank tras la fusión: un gigante de banca minorista que busca más rentabilidad y robustez

La nueva entidad, que mantendrá la marca CaixaBank, nace con 20 millones de clientes, una cuota de créditos y depósitos del 25% y 24%, respectivamente, y presencia en más de 2.200 municipios de toda España.

El tamaño, al convertirse en el primer grupo bancario en España por delante del Santander y el BBVA, y el décimo de Europa, es la mejor carta de presentación para los próximos años en el mapa bancario europeo, donde el regulador, el BCE, no para de pedir tamaño para reducir costes y mejorar la rentabilidad.

En su primera etapa de andadura conjunta, ese tamaño será un arma de doble filo porque cuando la fusión se haga realidad, lo primero que habrá que presentar a los sindicatos es un plan de ajustes, con despidos y cierres de oficinas. Ayer, ni José Ignacio Goirigolzarri ni Gonzalo Gortázar quisieron ofrecer la posible cifra de recortes. Las dos entidades son expertas en ejecutar actuaciones de ese tipo, mediante jubilaciones anticipadas, con lo que una vez cerrado ese trámite, que llevará tiempo, estarán preparadas para lanzar campañas agresivas comerciales y seguir ganando cuota de mercado.

En este sentido, Gonzalo Gortázar, consejero delegado de la fusionada, defendió que “se buscarán fórmulas creativas”, pese a que el Gobierno promueve que se retrase la edad de la jubilación de empleados por cuenta ajena y no se adelante, como suele hacerse en el mercado laboral bancario.

Para arrancar, salen ya con una posición ventajosa en determinados productos financieros, como hipotecas, fondos o planes de pensiones, donde CaixaBank ya era líder indiscutible en el mercado en solitario.

Goirigolzarri lo dejó ayer meridianamente claro: “Tenemos una ventaja relevante que es nuestra capacidad de generar ingresos en muchos productos financieros, como los fondos, los planes de pensiones, el ahorro a largo plazo...”.

Semejanzas

Las dos entidades están centradas en hipotecas y apuestan por fondos y planes de pensiones

Casi una de cada tres hipotecas que se firman en España se hacen con una de las dos entidades. En el mercado del crédito a empresas cuentan de forma conjunta con una cuota del 24%, con lo que tratarán de robar cuota de mercado al Santander, que desde que compró el Popular está más activa en ese segmento; al Sabadell, que históricamente ha tenido ahí su nicho de mercado; a Bankinter, que poco a poco va haciéndose un hueco en ese mercado, y a BBVA, que se mueve bien en dicho segmento.

En el negocio de créditos de consumo, uno de los que con la crisis de la Covid-19 se ha parado casi en seco, puesto que venía de crecimientos por encima de dos dígitos, la suma de CaixaBank y Bankia supone un cuota del 23%. Ahora, en plena crisis económica, no resultará fácil arrancar clientes en esta división, pero cuando la economía vuelva a crecer será un negocio atractivo por la capilaridad de la red de sucursales.

Donde habrá que romper alianzas es en la división de seguros, puesto que CaixaBank tiene una división muy potente y Bankia tiene un acuerdo de banca seguros con el grupo Mapfre que deberá liquidarse.

Ambos ejecutivos defendieron ayer que su objetivo no es “desbancarizar España”, pero tienen muy claro que el futuro pasa por la banca telefónica, la banca online y estar bien posicionados en las aplicaciones tecnológicas de fácil acceso.

El nuevo grupo nace con 10 millones de clientes digitales y aquí tendrán que ser muy proactivos para plantar cara a sus dos competidores directos (Santander y BBVA), que llevan años apostando fuertemente por las nuevas tecnologías.

Donde más diferencias existen entre ambos es en el tema de las comisiones. Bankia lleva en los últimos años apostando por la comisiones cero, mientras que esa postura es insostenible en una época actual de bajos tipos de interés y en las que los bancos tratan de ganar dinero de todos los negocios.

Diferencias

La política de comisiones se tendrá que unificar porque es muy diferente

Para tomar todas las decisiones estratégicas que se avecinan, el nuevo grupo creará un consejo de administración formado por 15 miembros, de los que dos serán ejecutivos, tres dominicales, uno externo y nueve independientes. Cinco serán mujeres.

El organigrama del comité de dirección, la segunda línea de la cúpula del nuevo banco, no está diseñada, pero algunos nombres ya suenan para estar ahí. Goirigolzarri alabó la labor de su número dos, José Sevilla, del que dijo que “se ha partido el pecho para que esta operación saliera”, con lo que “tendrá responsabilidades en el comité de dirección”, aunque no tenga asiento en el consejo de administración.

Del actual presidente de CaixaBank, Jordi Gual, el consejero delegado argumentó: “Quedan seis meses para que la fusión se consolide. Seguirá siendo el presidente del banco hasta que esta operación se complete y tendrá en el momento adecuado la oportunidad de explicar cuáles son sus planes profesionales futuros”.

Football news:

El agravamiento del egoísmo y la codicia es lo último que el mundo necesita ahora. El vicepresidente de la UEFA sobre la Superliga Europea
La Juve le respondió al Barça sobre su condición de jugador más grande de todos los tiempos
Lampard cree que Messi es mejor que Ronaldo: Elegir a Lionel por su talento puro y natural
Tenía muchas ganas de jugar al fútbol, pero sabía que no iba a ser profesional. Luego escribió un libro sobre el juego favorito
Estructuralmente, la Juve y Barcelona son muy similares. Koeman ganó por causa y Pirlo explicó la táctica después del partido
Alex Telles contrajo un coronavirus
Dietmar Hamann: Man City alcanzó el techo con Guardiola. Todavía está en el cargo gracias a los logros en el Barça