Spain

Así es como creemos que el coronavirus cambiará el transcurso de la moda

El coronavirus trae consigo una crisis global en la que las empresas de todos los tamaños y sectores se enfrentan a un futuro incierto donde todavía es difícil predecir lo que va a pasar, así como la solución más inmediata para solventar dicho problema. Los medios de comunicación se han llenado de un día para otro de todo tipo de reflexiones en las que ya no solo se abarca la magnitud de la situación, sino que se va más allá y se plantean cuestiones como la necesidad de un parón a nivel global de este calibre para que nuestro planeta tuviese tiempo de recuperarse del daño que le estábamos provocando y se pudiese plantear la situación desde un nuevo enfoque.

Ya lo afirmaban figuras inspiradoras como Steve Jobs: ante periodos de crisis hay que analizar la situación con detenimiento ya que es el caldo de cultivo perfecto para encontrar nuevas oportunidades para el desarrollo de modelos de negocio alternativos. En el ámbito de la moda, desde hace años cada vez eran más los expertos en el sector que afirmaban la necesidad de un cambio de mentalidad, un “reseteo” tanto en la confección de las prendas como la estructura de los mercados y la proyección en la comunicación. Estamos ante un periodo de reflexión en el que las industrias de la moda y el retail, en particular, necesita orientarse a través del cambio en el sentimiento del consumidor para que vuelva a recobrar la confianza cuando todo esto termine.

Los ritmos de producción es probable que cambien
Los ritmos de producción es probable que cambien - © Instagram: @bof

Según publica The Business of Fashion, la agitación que afecta a los mercados financieros ha hecho que los precios de las acciones de las firmas de moda y los minoristas caigan en todos los ámbitos. Ninguna compañía, desde las cadenas de centros comerciales en dificultades hasta los conglomerados de lujo de alto vuelo, se ha salvado. Una cuestión que nos hace plantearnos cómo será el ritmo de la industria cuando todo termine y cuánto tardaremos en volver a la normalidad.

Cambios ¿necesarios?

Como punto de partida tomaremos las declaraciones de la investigadora de tendencias holandesa Li Edelkoort sobre la situación, afirmando que con esta pandemia el comportamiento de la gente está cambiando, igual que su mentalidad y la necesidad de buscar un sentimiento de comunidad mayor que antes. Es por ello que las marcas ahora más que nunca tendrán que centrarse en encontrar nuevas formas de conectar tanto con sus empleados como los clientes. ¿Cómo? A través de un branding potente con el que se busque crear una identidad de marca con conceptos a través de los cuales el consumidor se sienta identificado. La moda ya no es solo moda, detrás de las prendas tiene que haber una buena historia que haga que la persona que la leve luzca orgullosa los valores de las firmas.

Se buscará una producción más cuidada
Se buscará una producción más cuidada - © Instagram: @dolce&gabbana

A esto hay que sumarle el factor monetario, pues la crisis económica hará mella en la mayor parte de los bolsillos y lo que antes podría suponer un capricho insignificante, después de la pandemia supondrá un esfuerzo mayor. Lo más probable es que los clientes se lo piensen con mayor detenimiento antes de realizar una compra, y por eso es tan importante que las marcas trabajen en el branding.

Otro de los puntos a trabajar será el de la velocidad de producción. ¿Es realmente necesario que cuatro veces al año se celebren las fashion weeks en las principales capitales? Aunque en el ámbito económico supone un beneficio en el turismo y los medios de comunicación, a nivel de colecciones es una locura tanto para los creativos como sus equipos. De hecho, cada vez son más las firmas que apuestan por dejar a un lado el fast fashion y apostar por propuestas más pausadas pensadas para que perduren en el tiempo.

Las firmas tendrán que esforzarse por dar un nuevo enfoque a sus campañas publicitarias
Las firmas tendrán que esforzarse por dar un nuevo enfoque a sus campañas publicitarias - © Instagram: @dior

En nuestra línea más juiciosa también pensamos que el ritmo será más lento para evitar crear un impacto en el planeta tan fuerte como el que estábamos teniendo. Si lo pensamos está todo conectado: la gente no tendrá tantos medios económicos para invertir en el sector textil y buscarán otras formas de reinventarse, y es ahí donde las firmas tendrán que aprovechar esa nueva visión para intentar sorprender al cliente con nuevas propuestas que podrían ir por ejemplo desde pop up con colecciones pasadas a precios competitivos o acuerdos comerciales con otras firmas.

A su vez hay que sumarle la preocupación medioambiental y la mejoría que está experimentando la naturaleza durante estas semanas. Pero, ¿qué pasará con todas las personas que trabajan involucradas con el sector? Probablemente muchos puestos se diversifiquen y surja la necesidad de crear otras figuras. No hay duda de que la moda necesitaba relajarse y reflexionar sobre su "modus operandi" desde hace bastante, y parece que a la fuerza lo ha conseguido. Solo el tiempo dirá si nuestras cábalas son correctas o si este cambio tan necesario ha sido solo un espejismo.

Football news:

Existe una posibilidad real de que 50-60 clubes quiebren. El propietario de Huddersfield sobre las consecuencias de la pandemia
Valverde sobre el juego con Man City: Queremos jugar para ir más allá. El Real Madrid está dispuesto a hacer cualquier cosa por ello
Gran selección de Roma: Cafu se abre en el área y espera el pase, pero en cambio Totti y Batistuta anotan obras maestras
Zabitzer sufrió un coronavirus en abril
En los 90, el Club ruso jugó en el Campeonato de Finlandia: los jugadores llevaban cigarrillos, el presidente salía al campo. Se acabó por el incumplimiento
Película sobre Holand: está pasando la primera temporada, por lo que es demasiado pronto para compararlo con Lewandowski
Felix se estiró el ligamento de la rodilla en el entrenamiento. Esta es su 3ª lesión en la temporada en el Atlético