Así lo ha asegurado en una entrevista para Europa Press en la que ha asegurado que en el Congreso se percibe a los albaceteños como “ciudadanos de segunda división” y ha añadido que allí la provincia de Albacete “no existe”.

Entre las cuestiones propuestas ha destacado infraestructuras como la A-31, edificios abandonados en toda la provincia, la lucha por la capitalidad de la cuchillería para el próximo año o el desabastecimiento de medicamentos.

Arteaga ha alertado a los ciudadanos de que no se pueden olvidar que en el Congreso se defiende un país pero también la provincia de Albacete y que para seguir avanzando “hay que pelear para que las inversiones no pasen de largo”.

Además, ha renegado del modelo de “federalismo asimétrico” que defiende el PSOE cuyo objetivo, según ha asegurado, es “calmar al PSOE de Cataluña” ya que con dicho modelo se defiende que dicha comunidad tenga “privilegios en el detrimento del resto de España”.

En este sentido, Arteaga ha advertido que de implantarse dicha política, Albacete y Castilla-La Mancha volvería a ser una provincia y comunidad de “segunda categoría” algo a lo que Ciudadanos se opone “radicalmente”.

“SER EL CENTRO QUE MODERE”

Arteaga ha señalado que Ciudadanos sabe que va a ser decisivo para gobernar y que los españoles quieren que este partido sea el “centro que modere” a lo que ha añadido que van a ser los votantes los que decidan con quién deben pactar siempre que sea un partido “constitucionalista, que garantice la libertad de todos los españoles —en el que incluye medidas para la mujer— y además defiendan la igualdad”.

Asimismo, ha señalado que donde tienen decisión están haciendo cambios como modificar en positivo aspectos de sanidad, abogar por un pacto en la educación e incluso, según ha declarado, trabajan por una sanidad igualitaria para todos.

Para defender las coaliciones, ha manifestado que Albacete es un ejemplo ya que en estos meses de gobierno se han llevado a cabo propuestas como la eliminación del botellón en la feria que, en su opinión, “se había convertido en una zona incluso de trapicheo” y esta medida “nadie se había atrevido a hacerla”.

Además, ha asegurado que en los próximos años de gobierno en Albacete se va a trabajar por “revitalizar el centro de Albacete” y además van a bajar los impuestos.

Así, ha defendido que “hay que volver al espíritu de la Transición y de la Constitución pero con las peculiaridades de la España del siglo XXI” para que no haya ciudadanos de “primera y de segunda” a lo que ha añadido que “las grandes reformas que se hacen en los países son a través de las coaliciones”.

CIUDADANOS, POSITIVO ANTE EL 10-N

La candidata de la formación naranja no cree en las encuestas ya que ha asegurado que el votante de ciudadanos es un votante “calmado, tranquilo y sereno” y ha afirmado que “se moviliza en el último momento”.

Por otra parte, ha reafirmado que entiende que la población esté “cansada de la clase política” y por ello confía en que los ciudadanos den a los políticos una “lección” con su voto ya que para ella “merece la pena por España salir a votar”.

Arteaga no ha querido olvidar que a España “le costó mucho tener una democracia” y ha alegado que el país no puede permitir que se pierda, por lo que ha garantizado que Ciudadanos va a “desbloquear el país” ya que se reafirma en que “solo desde el centro, España va a ganar”.