Spain

Argentina recupera su mayor pasión

Tuvo que estallar una pandemia mundial para arrancar a Argentina su mayor pasión: el fútbol. Parado desde marzo por el coronavirus, este viernes se reanuda el campeonato nacional, aunque lo hace de una manera inimaginable en un país que respira fútbol por los cuatro costados. Sin público en las gradas, con unos pocos periodistas en el estadio y con un formato en entredicho: sin título de campeón ni promedios ni descensos, lo que algunos temen que pueda afectar a la competitividad del torneo. El regreso de la pelota sirve, sin embargo, como bálsamo ideal para un país al que antes del virus no le faltaban precisamente los problemas.

Durante estas semanas, con Argentina tratando de recuperar poco a poco la normalidad aunque aún con duras restricciones, los clubes han ido preparando su vuelta con partidos amistosos. Y claro, tras más de medio año sin fútbol, el resultado no ha sorprendido a nadie. «Una locura... Los amistosos han sido muy seguidos por la televisión. Ahora se está tratando de animar a la gente a ver el campeonato desde casa, con medidas como no subir el precio del plus que se paga por poder ver el fútbol», cuenta Diego Paulich, periodista del diario Olé. Pero lamentablemente, como explica él mismo, «la situación en el país es la que es».

Con más de un millón de positivos y rozando los 30.000 fallecidos, el coronavirus ha golpeado ferozmente a un país acorralado por una crisis económica perpetuada en el tiempo y una inestabilidad política inherente a él. También por eso resultaba fundamental la vuelta del fútbol: «Para Argentina, la industria del fútbol como negocio es muy grande. No solo por la plata, sino por el trabajo que da. Muchos empleados, proveedores y demás dependen del fútbol y esa rueda se había detenido. Había una necesidad que excedía a la pelota», afirma Paulich. Además, como en Europa, la crisis golpeó a los clubes: «Este año hubo menos ventas grandes, que solían ser importantes para las instituciones. En parte porque en Europa se gastó menos. Por otro lado, muchos contratos terminaron el 30 de junio y entre eso y la situación del dólar algunos buenos jugadores se marcharon, incluso a otros países de Sudamérica con mejor situación económica. Los clubes han perdido jugadores y digamos que por ahí se ha desmantelado todo un poco».

Lo que tendrá que esperar, se intuye que al menos hasta bien entrado 2021, es la vuelta del público a las gradas. Enorme pérdida si se tiene en cuenta que es precisamente ahí donde reside la esencia del fútbol en el país, con miles de gargantas rompiéndose por un gol y decenas de colores adornando los fondos. «La situación es la que es, aunque hay gente que no se lo ha tomado nada bien. Ha habido problemas con los abonos, ya que los hinchas los compraron en enero y todo se terminó en marzo. Los clubes están buscando la manera de compensarlo», cuenta Paulich.

Fútbol al aire libre

En este sentido, algunas asociaciones de peñas se han movilizado para hacer del fútbol actual lo más parecido al de antes. Andrés Terzano es el presidente de las peñas de San Lorenzo de Almagro: «No hemos parado de trabajar durante toda la pandemia, ayudando con actividades sociales y colaborando en la situación del país, que no es la mejor», explica. Ahora, con el fútbol a la vuelta de la esquina, confiesa que se percibe entusiasmo en sus grupos de whatsapp y que incluso han ideado un plan para ver el fútbol juntos: «Acá somos muy pasionales. Lo que vamos a hacer es organizar encuentros con las peñas al aire libre para poder ver el partido juntos, en una pantalla gigante y con las medidas necesarias, claro».

Es la nueva realidad que dicta el dichoso Covid. Una enfermedad que, por el momento, no ha afectado de manera notable al fútbol profesional, aunque en este momento Maradona y Gallardo, quizá los dos técnicos más conocidos por el aficionado europeo, están en cuarentena por contacto con un positivo: «Ha habido casos, pero menos de lo que se esperaba. Existen muchos protocolos y cuidados. Boca sí tuvo muchos positivos, pero fueron a los únicos a los que se les desmadró», relata Paulich.

Hoy, por fin, se reinaugura el campeonato; vuelve el deporte rey a la tierra que más le quiere. «El fútbol es entretenimiento, y mucho más ahora. Es importante que vuelva porque va a mejorar el ánimo de la gente. Hay muchas ganas», sostiene Terzano. De hecho, durante este tiempo de ausencia, los medios deportivos se reinventaron y siguieron trabajando: «¿Qué hicimos? Magia», dice entre risas Paulich. «Siete meses, imagina... Se hizo mucho desde casa y se hablaba del fútbol europeo», añade. Ahora les toca a ellos, a un pueblo que como decía un anuncio de 2014 de la cerveza Quilmes: «Inventó algo mejor que el fútbol: el amor al fútbol». Y Terzano lo confirma: «En ningún sitio se vive igual, forma parte de nuestra idiosincrasia, más allá del fútbol. La mayoría de nosotros íbamos siempre al estadio. Es parte de nuestro estilo de vida».

Ver los comentarios

Football news:

Lucescu después de 0-3 con la Juve: Dinamo aprende, gana experiencia y debe ir a eurovesna
No puedes estar medio embarazada y medio en los playoffs. Tuchel sobre las posibilidades del PSG en la liga de Campeones
Barcelona primero en la historia de la liga de Campeones de penaltis en 5 rondas consecutivas
Casi embarazada, no significa embarazada. Esta es la metáfora de Tuchel sobre las posibilidades del PSG en los playoffs de la liga de Campeones: explicamos la alineación con el Manchester United y la RB
Conocemos más de la mitad de los participantes en los playoffs de la liga de Campeones. ¿Quién ya está allí y quién pospuso hasta la Última ronda?
Maguire 1-3 con el PSG: el Rival anotó ilógico: rebote y pinball alrededor del área
Ronaldo Koeman: Barcelona quiere sumar 18 puntos en la Champions League. Tuvimos un gran primer tiempo con Ferencvaros