Spain

Aprobados y suspensos del Madrid: Modric no tiene fin

Courtois: segurísimo, otro partido más. Abortó dos acercamientos del Granada en la primera parte, primero en un centro cerrado que despejó antes de que se complicase y luego con un buen despeje lateral a un cabezazo de Duarte. En la segunda parte no pudo evitar el gol de Machís, en el que estaba vendido, pero sí fue vital deteniendo una volea a la media vuelta de un atacante local. Dejó de esta imbatido tras más de 500 minutos, pero sigue siendo un muro.

Carvajal: incombustible por la derecha, su rol en este partido era especialmente importante al carecer el Madrid de inicio de bandas puras y ser los laterales quienes debían ensanchar el campo. Se llevó un feo pisotón de Dias que le hizo gritar. Machís se coló en su espalda para anotar el gol del Granada que dio vida a los nazaríes.

Varane: sobrado para contener los ataques del Granada, que llegaron de forma muy discontinua y sin sustento en la primera parte. En la segunda, lo tenía difícil para cortar el pase que acabó en el gol de Machís.

Ramos: volvió tras cumplir sanción ante el Alavés y el Madrid lo notó, elevó la altura de la línea y alejó al Granada de Courtois. En el segundo tiempo, con la efervescencia del Granada, sufrió mucho más para contener a Machís. Pero acabó siendo vital, y no marcando, sino sacando bajo el larguero y en la misma línea el empate del Granada.

Mendy: su enorme capacidad defensiva y para corregir sobre la marcha ante los atacantes rivales ya era bien conocida; también había insinuado ciertas aptitudes en ataque, con una asistencia a Asensio contra el Valencia o provocando un penalti ante el Alavés; y ante el Granada demostró que también tiene un cañón en la izquierda. Su acción en el 0-1 fue bestial: se coló entre dos defensores por puras potencia y fe y, sin ángulo, la puso en la escuadra. En el segundo tiempo coqueteó con un posible penalti que, para su suerte, fue sólo falta al borde del área.

Casemiro: en un centro del campo con cinco hombres, cuajó una primera parte muy competente y en la segunda se hizo un lio y le dio vida al Granada. Perdió el balón en el centro del campo y Yangel convirtió el robo en asistencia para que Machís hiciese el 1-2. Lo compensó luego cortando un pase de Carlos Fernández que dejaba solo a Machís de nuevo, puro veneno; el brasileño lo vio antes que el resto y cortó in extremis.

Kroos: muy bien en el primer tiempo, como la mayor parte de los medios, dando soltura al juego blanco como interior izquierdo. En la segunda anduvo algo perdido de inicio, pero mejoró para dar cierto tono al Madrid cuando el Granada recortó diferencias.

Modric: impresionante su primera parte, asistiendo a Benzema para el 0-2 y brillando en cada acción con balón. Zidane le situó como una especie de falso mediapunta por la derecha y ahí se infiltró perfectamente entre las líneas del Granada e hizo estragos. Lo pasó algo peor en el segundo tiempo, pero siempre aportó claridad y se vació en la presión. A sus casi 35 años, parece que no tiene fin.

Valverde: anda justo físicamente y Zidane, al contrario que en otros partidos pasados, le alejó de la banda y centró su posición, uniéndole a Casemiro y Kroos en el trivote medular. Con balón brilló poco, pero sí lo hizo en la ocupación de espacios para facilitar la presión blanca, sobre todo en el primer tiempo. Se fue en el 63’ para dejar su sitio a Asensio, cuando el Madrid pedía más filo que pulmones.

Isco: el mismo rol de Modric, pero por la izquierda, combinando con Mendy y Benzema. Una ocurrencia suya en el medio, un taconazo cuando era presionado por tres defensores, desatascó la acción del 0-2 de Benzema. Físicamente le sigue faltando un punto, pero progresa adecuadamente. Pudo hacer su gol un par de veces, especialmente con un voleón desde la frontal que llevaba muy buen camino y con un tiro con rosca que le salió muy centrado. Se fue en el 63’ para que entrase Rodrygo.

Benzema: muy buena primera parte del francés, que hizo el 0-2 en una acción de ariete puro: recibió, amagó y remató con potencia y puntería. Benzema, que a menudo se enreda en ese tipo de acciones por querer tomar el camino más difícil, demostró que también sabe hacerlo sencillo. Pudo hacer otro con un latigazo con poco ángulo que Rui Silva despejó con dificultad.

Rodrygo: entró en el 63’ por Isco. En apenas dos minutos se asomó para marcar en el área pequeña y luego se internó como extremo por la izquierda para intentar asistir. Tiene presencia en ataque y ayudó a estirar el equipo blanco cuando peor lo pasaba.

Asensio: entró en el 63’ por Valverde. Buscó más el Madrid las cosquillas al Granada por Rodrygo, lo que llevó al balear a buscarse la vida como pudo, cambiando de banda en más de una ocasión para participar.

Football news:

Las mascotas solitarias son otro símbolo del año
Casemiro: Bale es el Top 3 del mundo en su mejor nivel. Pero hay que admitir que no está en la mejor forma en este momento
Ferran torres: Todos los jugadores quieren estar en el equipo ofensivo, y City es uno de los equipos más ofensivos del mundo
Man City anunció el traslado de Ferran torres desde Valencia
El Conde alemán Zeppelin, los calzoncillos calentados y Herbert Chapman. La final con la que comenzó el gran Arsenal de la década de 1930
Klopp firmó con adidas. Liverpool tiene un acuerdo con Nike
José Mourinho: Casillas y yo tenemos una buena relación. Con los años, se convirtieron en una amistad honesta