El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, ha presentado esta mañana en CentroCentro la exposición Gregorio Ordoñez. La vida posible , una muestra biográfica sobre la figura del político vasco asesinado por ETA hace 25 años. En el acto ha estado acompañado por la delegada del Área de Cultura, Turismo y Deporte, Andrea Levy; el consejero de Interior, Justicia y Víctimas del Terrorismo de la Comunidad de Madrid, Enrique López; y Ana Iribar, presidenta de la Fundación Gregorio Ordóñez, institución organizadora de la exposición.

Gregorio Ordoñez. La vida posible , que permanecerá abierta al público hasta el 10 de enero, ha sido comisariada por la periodista María Jiménez Ramos en colaboración con Ana Iríbar, directora del proyecto, cuenta con el diseño museográfico de Enrique Bonet y los contenidos audiovisuales han sido dirigidos por Iñaki Arteta. La muestra se presentó el pasado mes de enero en el Palacio de Miramar de San Sebastián, donde recibió cerca de 6.000 visitantes.

Almeida ha destacado que “el mejor homenaje que podemos hacer en Madrid a las víctimas de ETA es visitar esta exposición y saber qué paso en esos años tan duros”, a lo que ha añadido la exigencia de una investigación judicial de los más de 300 asesinatos de la banda terrorista que aun no han sido resueltos, “es una cuestión de dignidad, justicia y respeto a su memoria”.

El alcalde ha elogiado las cualidades humanas y como gestor público de Gregorio Ordoñez, al que considera “una inspiración para cualquiera que tenga responsabilidades municipales porque fue un servidor público extraordinario, a quien sus principios y convicciones hicieron que diera la batalla y la cara por la libertad de sus conciudadanos”.

Andrea Levy también ha destacado el valor democrático y el humanismo que destila de la figura de Gregorio Ordoñez, “que fue una voz crítica que no quiso ser acallada y que hizo que triunfase la libertad frente al totalitarismo”.

Por su parte, Ana Iríbar ha puesto en valor la “extrema generosidad” de Ordoñez quien, a pesar del miedo y las amenazas, tenía como único interés escuchar a sus ciudadanos y ha recomendado la visita a la exposición sobre todo al público más joven para que conozca la historia más reciente de su país.

El atentado, la ciudad posible y la vuelta a los orígenes

La muestra es una biografía concentrada de la figura del político donostiarra, ligada inseparablemente a su carácter y a su forma de entender su propia existencia. La trayectoria vital de Ordóñez queda reflejada en tres apartados: el atentado, la ciudad posible y la vuelta a los orígenes. Así, los visitantes podrán conocer los fundamentos de Ordóñez como ser humano y su actividad incansable por un San Sebastián más libre y abierto, así como la conmoción social provocada por el atentado de ETA en el que fue asesinado.

Todo ello se plasma en una exposición que reúne imágenes, documentos inéditos y más de 300 objetos personales que marcaron la vida de Ordóñez junto a tres audiovisuales y varias obras de arte: un lienzo de Agustín Ibarrola cedido por su familia, que representa el lazo azul que él mismo diseñó; el cuadro Ausencias de José Ibarrola que se expone en el Centro de Arte Contemporáneo Artium de Vitoria; una acuarela de Menchu Gal propiedad del Museo de San Telmo; la pieza de Cristina Iglesias Phreatic Zones Study IV y el dibujo Jaula de la Libertad nº 37 de Eduardo Chillida cedido por Sucesión Eduardo Chillida y Hauser&Wirth. La muestra se completa con los textos elaborados por Antonio Muñoz Molina y Rafael Moneo; los artículos firmados por Gregorio Ordóñez; las cartas a su entonces novia, Ana Iríbar; su maletín, su agenda y su tambor y el cómic de la tamborrada que llevaba en su maletín el día del asesinato y que quería regalar a su hijo, Javier.

La actividad y trayectoria política de Ordóñez se recoge a través de sus primeras apariciones en prensa, sus artículos y los folletos y carteles electorales en los que dejó su impronta. Estos años de actividad se plasman también en materiales como los carteles de eventos culturales y turísticos editados durante su etapa como concejal de Turismo y teniente de alcalde que reflejaban su visión de un San Sebastián abierto y libre. La trascendencia de la trayectoria cívica y política de Gregorio Ordóñez se resume, con especial intensidad, en los documentos que recogen la reacción popular a su asesinato: las fotografías de las miles de personas manifestándose para condenar el crimen, el sonido de los gritos a la entrada de la capilla ardiente o los centenares de telegramas y cartas de condolencia e indignación con matasellos de gran parte del país, así como los originales de casi una veintena de viñetas que se publicaron después del atentado firmadas por los principales dibujantes de la prensa española.

Para reunir los contenidos y materiales de la exposición, sus creadores han recorrido archivos como el de Teruel, siguiendo los orígenes de su familia paterna. También se han recopilado los álbumes familiares guardados en Terrateig, el pueblo de su madre, o los documentos del Consulado de Caracas donde nacieron Gregorio y su hermana Consuelo.

Los contenidos de la exposición se recogen en un catálogo editado por Ediciones El Viso que, a lo largo de sus 272 páginas reúne más de 300 fotografías e ilustraciones, cuenta con la presentación de la directora de la Real Academia de la Historia, Carmen Iglesias, y recopila textos del exrector de la Universidad del País Vasco, Manuel Montero, del profesor y experto en terrorismo, Rogelio Alonso, y del periodista Santiago González.

Gregorio Ordóñez. La vida posible

Del 21 de octubre de 2020 al 10 de enero de 2021

CentroCentro

Plaza de Cibeles, 1

Entrada gratuita

www.centrocentro.org