Spain

Alemania prorroga una vez más y hasta el 28 de marzo el llamado «cierre duro»

Lo que iban a ser a principios de noviembre cuatro semanas de renuncia y sacrificio para la población de Alemania se han convertido ya en cuatro meses y el final del llamado «cierre duro» sigue lejos. Tras 122 días de austeridad social, la canciller federal, Angela Merkel, y los primeros ministros de los 16 estados federados germanos acordaron este miércoles prorrogar una vez más y hasta el 28 de marzo las medidas que conllevan la práctica paralización de la vida pública y la reducción de los contactos personales al mínimo en este país, aunque comenzaron a perfilar la llegada de los alivios a las restricciones. Para ello se acelerará al máximo el proceso de vacunación de los ciudadanos con la implicación en la campaña de los médicos de cabecera, familia y empresa lo más tarde a partir de primeros de abril y se priorizará de manera inmediata la inmunización del personal en colegios y guarderías ante el elevado peligro de contagio con la reactivación de las actividades escolares presenciales.

Los 60.000 médicos de cabecera alemanes no podrán integrarse en la estrategia de vacunación hasta que el suministro de vacunas sea lo suficientemente masivo como para que su distribución alcance sus consultas, algo que no se espera en Alemania antes de finales de este mes. Merkel y los primeros ministros regionales acordaron además facilitar de nuevo los contactos personales a partir del lunes próximo tras semanas de aislamiento forzoso. Mientras ahora solo está permitido el contacto directo con una sola persona ajena al propio hogar en el exterior o interior, a partir de la semana que viene se autorizan de nuevo las reuniones de hasta cinco personas de dos domicilios diferentes. No cuentan los niños hasta los 14 años y las parejas son contempladas como un solo hogar aunque vivan en domicilios distintos. Los ejecutivos nacional y regionales subrayaron también su intención de potenciar al máximo los test rápidos de antígenos para controlar la pandemia y facilitar a toda la población la posibilidad de realizar al menos uno a la semana de manera gratuita, idealmente incluso dos.

Entre las pocas concesiones al aperturismo por parte de los gobiernos germanos figura el permiso para reanudar la venta directa a los clientes a partir del 8 de marzo de las librerías, los comercios de flores y los grandes mercados de jardinería. También las autoescuelas y las academias de vuelo podrán normalizar sus actividades. Los alivios a las restricciones no benefician sin embargo por ahora a la mayoría de los que más tiempo llevan sufriéndolas. Bares y restaurantes, pero también teatros, museos y piscinas, así como gimnasios, clubes deportivos, cines y prostíbulos llevan cerrados 18 semanas. Los comercios no esenciales siete semanas menos y los políticos no se comprometen aún a anunciar fechas para su reapertura. Si acordaron, sin embargo, introducir una especie de freno de emergencia para reactivar restricciones de máxima severidad en las regiones o localidades afectadas cuando las tasas de incidencia del virus se disparen de nuevo. En ese caso, también los contactos personales se reducirán de nuevo al mínimo.

Este lunes abrieron por primera vez desde antes de Navidad las peluquerías por necesidades fundamentalmente higiénicas, según argumentaron ese privilegio hace tres semanas Merkel y los líderes regionales. Y desde la semana pasada las clases presenciales son una realidad para los alumnos de los primeros cursos de enseñanza básica y quienes van a cumplir un fin de ciclo en la enseñanza superior. Pero el temor a una nueva y explosiva ola de infecciones debido a la propagación de las peligrosas mutaciones del coronavirus vuelve a los gobernantes germanos sumamente cautelosos y coarta su disposición a aflojar las medidas para controlar la pandemia. La variante británica del virus es entre tanto responsable del 46% de los nuevos contagios en Alemania y ha duplicado su potencial de infección en menos de dos semanas, según datos del Instituto Robert Koch (RKI), responsable de coordinar la lucha contra la pandemia en Alemania. Hace solo un mes la mutación británica B.1.1.7 suponía solo el 6% de las nuevas infecciones en este país.

Football news:

Fernando sobre la Superliga: Es una guerra contra el fútbol, una vergüenza. Un establecimiento cerrado para grandes conos. Esto es solo un negocio
¿Es así como se ven los cambios de nuestros sueños?
Sanya sobre la Superliga: terminaré viendo fútbol. Este no es el fútbol que conozco
Juventus sobre la Superliga: los Clubes recibirán 3,5 mil millones de euros, pero ahora no podemos garantizar que el proyecto se realice
Neville sobre el castigo de la Superliga: Enormes multas, puntos retirados, quitarles títulos, ¿a quién le importa? El exfutbolista del Manchester United Gary Neville enumeró las medidas a tomar con respecto a los clubes que crearon la Superliga Europea
La Superliga hace lo imposible: ha Unido a la UEFA, la FIFA, la Premier League, la liga, Ferguson, Tebas, Macron y Rydkin. Todos ellos contra
Los clubes de la Superliga informaron a la UEFA y la FIFA sobre el recurso a los tribunales. Esta es una defensa contra los intentos de Interrumpir el torneo