Spain

Alejandro Villanueva, un español en la NFL: "El Black Lives Matter es un movimiento político"

Nacido en EEUU, hijo de un militar español, veterano del Ejército de EEUU y jugador de los Steelers, Villanueva reflexiona en EL MUNDO sobre su carrera y la actualidad política y deportiva del país.

Villanueva, durante un partido con los Steelers.
Villanueva, durante un partido con los Steelers. EL MUNDO

La playa favorita de Alejandro Villanueva (Meridian, Mississippi, Estados Unidos, 1988) es la de Bolonia, en Cádiz, donde están las ruinas de Baelo Claudia. Allí, uno de los dos españoles que actualmente juegan en la NFL volvía cada verano para visitar a su familia. Cada año sin excepción, hasta este extraño 2020 protagonizado por el coronavirus. A finales del pasado mes de junio, el 'tackle ofensivo' de los Pittsburgh Steelers tenía las maletas preparadas para volver a España cuando la Unión Europea puso en su 'lista negra' a los viajeros que volaban desde Estados Unidos. Un verano al otro lado del charco en el que se ha comprado una casa en Miami para cuando se retire y donde ha descansado para la liga de fútbol americano que ha comenzado este fin de semana. Desde allí charla con EL MUNDO sobre su vida, su carrera y la actualidad política y deportiva de Estados Unidos. Esa que él, hijo de un militar español y veterano del ejército de EEUU, protagonizó en 2017 cuando fue el único jugador de su equipo que salió al campo durante el himno mientras sus compañeros se quedaban en el vestuario para protestar por los abusos de la policía.

No habrá tenido vacaciones este verano.
Cero. Me he quedado sin ellas. Yo siempre voy a Cádiz porque tengo a toda mi familia allí, pero me cancelaron el vuelo. ¿Cómo ha vivido la situación del Covid-19?
Vivo a 45 minutos de la ciudad y en nuestra zona no ha habido muchos contagios. Aquí a la gente le gusta el espacio, la típica casa americana con jardín en el bosque. En España está todo el mundo más pegado. Estuve en Miami y ahí había más. Mi padre lo pasó y no tuvo síntomas, así que puedo decir que no me ha afectado.¿Por qué Miami?
Cuando acabe de jugar me iré allí. Echo de menos el español y cuando estuve en la ciudad las calles eran Almería, Granada... Y todo el mundo hablaba español. Empecé a pensar en la idea de irme a vivir allí. Yo soy de Cádiz y la playa es lo que me pone más contento. He leído que ha estudiado un MBA. ¿Se prepara para lo que vendrá después de la NFL?
Yo dejé el Ejército para meterme en la NFL con la idea de pagarme el MBA. Nunca tuve como objetivo ser deportista, pero en Estados Unidos la educación es cara. Puedes endeudarte, apostar por el MBA y pensar que vas a estar en un trabajo que te dé lo suficiente como para pagar la deuda... Pero no quería eso. Y en la NFL incluso si estás un año en el banquillo te pueden pagar medio millón de dólares. Lo intenté y he terminado el MBA hace un par de años. Jugaba para eso, hasta que me pagaban tanto (en 2017 firmó un contrato de cuatro años y 24 millones) que... Muchos han dicho que este año no juegan por el Covid. ¿Le parece exagerado?
¿Y qué no es exagerado con esta pandemia? Hay gente que cree que debido a la estructura de su contrato no le merece la pena, creen que hay algunos huecos en el convenio con los que no se sentían cómodos. Si te haces daño en la pretemporada y no te pagan el año... La decisión es más económica que por motivos de salud, creo. ¿Ha tenido algún caso cercano? Algún compañero que no quiera jugar o que tenga miedo.
Yo creo que va ligado a tus sentimientos políticos sobre lo que tú te crees de la pandemia. En mi grupo todos quieren jugar. Si nos hacen test, no vamos a estar más seguros fuera del campo que dentro. No puedes racionalizar "me voy a quedar en casa" y luego irte a un restaurante. Tema político. El Black Lives Matter y las protestas en la NBA. Históricamente, digamos que la NBA es más progresista y la NFL más conservadora. ¿Cómo se vive ese movimiento dentro de la NFL? ¿Es distinto a la NBA? ¿Hay más posiciones contrarias?
Es complicado porque todos los jugadores tienen sus opiniones. A mí a veces me da un poco de cosa hablar de esto porque no puedo hablar por mis compañeros ni por la gente que lo está pasando mal emocionalmente. Yo lo que suelo hacer es usar mis experiencias en España para la vida americana. Intentar tener lo mejor de los dos mundos. Y puedo decir que un español no se sentiría fuera de lugar con todo lo que está pasando en Estados Unidos. Que se esté polarizando la política, que se estén haciendo bandos y formando colectivos que están compitiendo entre ellos... Eso ha pasado en España y a mí nunca me ha gustado. Me gusta más creer en el individualismo, en intentar averiguar mi ignorancia, leer... Cuando vienes de Cádiz, que en tu playa favorita están las ruinas de Baelo Claudia y estás expuesto a tanta historia, fenicios, griegos... Te das cuenta de que todo esto lleva pasando mucho tiempo, que son las cosas que tiene la democracia e intentas no volcarte emocionalmente. Y así lo vivo yo. Yo he vivido toda mi vida con el tema de Cataluña y el tema vasco, que mi padre es de allí, y eso consume a la gente, se te quitan las ganas de meterte en ese tema. Y creo que ese es uno de los problemas aquí, que la gente americana se está cansando de no poder desconectar de la política y tenerla en su cara 24/7. Porque sin quererlo, creo que el movimiento Black Lives Matter se ha convertido en un movimiento político. Entonces ahí es más difícil que toda la gente esté de acuerdo. Y yo, como el tema del himno nacional me afectó bastante, sí que he tenido acceso a la información de las personas que llevan a cabo estos gestos y vienen políticamente cargados de ideas que a mí no me gustan. Pero al final yo no soy una persona política, me quedo al lado de todo, intento informarme lo máximo posible y no meterme en este juego porque al final siempre acabamos como en España, a gritos y peleados. ¿Que las elecciones estén tan cerca influye en que haya más protestas en el deporte?
Yo esto ya lo he vivido. En España con el himno nacional la gente no se levanta mucho, lo ven como algo de Franco. Veo todos estos temas con mucho miedo porque no quiero que Estados Unidos, que es un país joven que no tiene la historia ni los años que tiene España, caiga en la misma dinámica de formar bandos, buscar cosas en la que nos diferenciamos y usando los deportes como medio para enseñarlo. A mí personalmente no me gusta, creo que estos temas están un poco acompañados del protagonismo personal de los atletas que quieren llevarlo a cabo. Mencionaba lo del himno de hace tres años. ¿Eso cómo le afectó a nivel personal?
Me ha enseñado mucho. Fue un accidente que se convirtió en un símbolo. Yo les dije a mis compañeros que no iba a hacer ninguna protesta contra el himno porque no me parecía bien y estaban de acuerdo. Lo que pasa que en el último momento me quedé solo porque no pudieron salir, y se quedó una imagen... Los medios usaron esa imagen para intentar exponer sus ideas incluso distorsionando un poco la verdad de los hechos. Por otro lado, sentí humildad. Yo no podía llegar y decir que tenía unas ideas, que estaba intentando ser el líder de una ideología política. Yo intento aprender siempre y no me gusta ser el protagonista de ninguna historia ni llevar a cabo las ideas de un grupo político o ideológico. Y en Estados Unidos hay mucha presión de gente que quiere que exista esa persona que hable en contra de los que están protestando hacia el himno. Pero para mí la libertad de expresión y la libertad individual es más grande que la fuerza que pueda hacer un colectivo, incluso si es el Gobierno o el Ejército. Porque como veterano y miembro del Ejército nunca me gustaría ponerme en una situación en la que el Ejército tenga algo que decir en una democracia. Y lógicamente eso viene del hecho de que soy de España, y que la dictadura de Franco fue eso, un caso en el que el Ejército se hizo tan grande que se hizo con el país durante 40 años. Me gusta la distribución de poderes de Estados Unidos, la libertad de expresión y mantenerme humilde en mis conocimientos. Y creo que de ese evento crecí bastante. ¿Le llegaron a ofrecer algo a nivel político después de eso?
Un montón de cosas... Dar discursos sobre las armas, ofertas de organizaciones políticas, mítines... Y ahí fue cuando me metí debajo de la tierra como un avestruz hasta que se calmó todo. Cree que Colin Kaepernick (primer jugador que hincó la rodilla durante el himno y que lleva sin equipo desde finales de 2016) tiene sitio en la NFL?
Pues no lo sé. No sé cómo juega y no sé de quarterbacks, de lo que se necesita para jugar ahí. Y mire, tenemos el mismo agente. ¿Ha podido hablar con JJ Arcega, el otro español de la NFL?
Sí, he estado en los Eagles y conozco a varios de sus compañeros, y he hablado con él un par de veces. Me parece un chico majo y siempre estoy viendo con ansiedad cómo lo hace. Pero tampoco sé de receptores (risas). Cada posición es diferente, cada equipo... Yo llegué a la NFL con presión porque sino me quedaba en la calle y creo que cuando vienes del draft, como él, es algo más fácil, porque el equipo está invirtiendo en tu futuro. A mí eso no me pasó. Tienen historias totalmente diferentes.
Yo tenía un trabajo antes de entrar en la NFL y estuve intentando llegar durante años. Viendo la evolución de los jugadores con los que he tenido la oportunidad de jugar, te das cuenta de lo corta que es la carrera en la NFL, las distracciones, la mente, tu filosofía y cómo afrontar los diferentes baches en tu carrera es lo que te define. No es tu habilidad de coger la pelota o bloquear, sino estar al 100%. Y a mí uno de los deportistas que más me ha inspirado es Rafa Nadal. Hay que ser ese psicópata todos los días. El tener siempre a Rafa como un líder me ayuda mucho e intento jugar siempre como él, lo que pasa que con el casco la gente no ve la cara de cabreado que tengo (risas). Los Steelers recuperan a Ben Roethlisberger, el quarterback estrella, después de una temporada regular en la que él ha estado lesionado.
Sí. Tiene una mentalidad y un liderazgo positivo, lo que pasa que todo esto tiene que reflejarse en los partidos. Yo lo equiparo a ser el CEO de una compañía y poder contarle a todo el mundo una historia, que se la crean y luchen por ti. Ahora mismo vamos a poner a prueba esta historia e intentar salir a por todas, porque la oportunidad de tener un buen equipo, que los jugadores se vayan formando durante años y todo esté coordinado para ganar no la tienes siempre. Sabemos que no nos queda mucho tiempo todos juntos y hay ganas. De la NFL siempre sorprende lo abierta que está la lucha por el título y que la mayoría de predicciones no se cumplen.
Esa es una de las lecciones que más me ha costado aprender. Aquí hay un morbo por la individualidad y por los ránkings que de pequeño no existía. Jugabas y dependías de tu equipo. Aquí gusta hacer predicciones y análisis y a veces eso influye a los deportistas. Lo que sí es interesante como jugador es Las Vegas, las apuestas, el ver cuántos puntos por debajo de un rival te dan para un partido. Eso sí es excitante, porque cuando volvemos en el autobús pensamos en la persona esa que decía que íbamos a perder. En esta liga el último puede ganarle al primero, todos los jugadores de todos los equipos son muy buenos y puede pasar cualquier cosa. ¿A nivel aficionado qué es lo que más le ha llamado la atención?
Es que ya llevo muchos años sin ser aficionado. Yo era el gurú del Fantasy, el sabelotodo, pero ya no. Me fijo en los Steelers y sólo pienso en eso. Quiero ganarle a todos. A mí siempre me ha gustado Tom Brady porque la primera vez que vine a vivir aquí vivía cerca de Foxboro, el estadio de los Patriots, y fue cuando me empezó a gustar el fútbol americano. Lo de ahora, si lo va a petar en Tampa, si se ha ido enfadado de los Patriots, si gana... Me da igual. A mí el que me importa que gane es Roethlisberger (risas). Brady tiene 43 años, 11 más que usted. Le quedaría un rato para igualarle...
Ni de coña (risas). Me da estrés pensar que tendría que jugar tantos años más. ¿Las carreras de los jugadores ahora son más cortas?
Yo creo que al revés. Las carreras se pueden alargar si tú quieres. Hay una mentalidad que no se tenía antes y está cambiando mucho el deporte para que las carreras sean más largas. Ahora mismo acabo de salir de la pretemporada y estoy como un chaval de 15 años. Cuando escucho las historias de la gente que jugaba en los 80 o 90... Entrenaban dos veces al día, se pegaban palizas, había problemas de esteroides, bebían cervezas al acabar los entrenamientos... Por eso las carreras eran cortas. Ahora hay muy pocos que beban alcohol durante la temporada, la gente se va a la cama muy temprano, todo el mundo entrena más fuera de la temporada... La vida del jugador ha cambiado.

Conforme a los criterios deThe Trust Project

Saber más

Football news:

Sulscher sobre el empate con Chelsea: juego Igual. Pero sentí que si había un ganador, entonces Manchester United
Hans-Dieter Flick: el Bayern jugó muy bien en la defensa y le dio poco a Eintracht
Ajax venció por 13:0 a Venlo. Esta es la mayor victoria en la historia de Eredivisie
Messi no anota ante el Real Madrid tras la salida de Ronaldo en la Juve. En el último clásico antes de la transferencia anotaron ambos
Sergio Ramos: penalti Limpio, me agarraron. No es justo condenar al árbitro
Ronald Koeman: no entiendo al VAR, está trabajando contra nosotros. Barcelona no merece tales derrotas
Griezmann no hizo goles en cinco partidos ante Cumaná En el minuto 81, apareció en el campo el delantero azulgrana Antoine Griezmann, pero no pudo marcar ni dar una asistencia en el tiempo asignado