Spain

Alarma por la detección de coronavirus en una mujer autorizada a desembarcar del crucero de Camboya

Más de 3.000 pasajeros de dos cruceros de Carnival Corp. afectados por el coronavirus –el Diamond Princess, en cuarentena en Japón; y el Westerdam en Camboya- van a volver a sus hogares en más de 40 países, alimentando el temor a una mayor propagación del virus mortal. Además, la detección del Covid-19 en una mujer estadounidense de 83 años n Malasia, un día después de que ella y más de 2.200 personas fueran autorizadas a desembarcar del Westerdam, han puesto en cuestión los métodos de contención y los procedimientos seguidos.

El barco llegó allí después de ser rechazado por otros cinco puertos. “Esta mujer estaba en el barco y estuvo infectada durante unos días; podría haber expuesto a otras personas del barco que ahora se han ido a casa”, dijo Stanley Deresinski, profesor de la Universidad de Stanford y especialista en enfermedades infecciosas del hospital universitario. “Existe la posibilidad de que cualquier persona infectada y asintomática pueda comenzar una cadena de infección al lugar donde regrese”.

14 infectados entre los repatriados a EE.UU.

Estados Unidos comenzó a evacuar a los ciudadanos del Diamond Princess en Yokohama, Japón. Canadá, Hong Kong y otros países también planean evacuaciones similares de cientos de personas. Uno de los dos aviones con las personas hasta ahora en cuarentena ha aterrizado ya en suelo estadounidense, en la base de la fuerza aérea de California la madrugada del lunes.

Los pasajeros repatriados ya habían desembarcado del barco cuando se informó a los funcionarios estadounidenses que 14 de ellos portaban el virus desde hacía dos o tres días, aunque no mostraban síntomas de la enfermedad

Uno de los aviones en los que estadounidenses vuelven a su país desde el crucero Diamond Princess
Uno de los aviones en los que estadounidenses vuelven a su país desde el crucero Diamond Princess (Brittany Hosea-Small / AFP)

Después de consultar al Ministerio de Salud, el Departamento de Estado decidió autorizarlos a abordar los vuelos de vuelta a EE.UU., pero los aisló de los otros pasajeros a bordo del avión. “Estas personas fueron transportadas de la manera más segura y rápida posible a un área de contención especializada del avión de evacuación para aislarlas, de acuerdo con los protocolos”, dijo el comunicado de prensa.

Otra cuarentena

Para estos estadounidenses, la evacuación interrumpe una cuarentena de 14 días que comenzó a bordo del crucero el 5 de febrero. Después de llegar a los EE. UU., todos los pasajeros deben pasar otros 14 días de cuarentena en las instalaciones militares, lo que significa que habrán estado en cuarentena durante un total de casi cuatro semanas.

Además, las autoridades japonesas han confirmado 99 nuevos casos de coronavirus a bordo del Diamond Princess, elevando el número total a 454, apuntó el ministerio de Sanidad este lunes.

Dudas en los métodos de contención en cruceros

El sorprendente número de casos del Diamond Princess, que representa el mayor núcleo de infecciones por coronavirus fuera de China, y el caso recientemente detectado en Westerdam plantean dudas sobre la efectividad de contener el virus en los cruceros. Esas preocupaciones han llevado a un creciente número de países asiáticos a bloquear la entrada de buques de lujo en sus puertos, amenazando los beneficios de compañías como Carnival y Royal Caribbean Cruises Ltd.

“Los cruceros tienen un riesgo muy alto de transmisión de enfermedades”, dijo Jean-Paul Rodrigue, profesor de geografía del transporte en Universidad Hofstra de Nueva York. “Los pasajeros circulan por todas partes, se usan los mismos corredores, tocando los mismos mangos y barandillas. Es fácil contagiarse de algo”.

Pasajeros esperando su turno para ser repatriados desde el crucero MS Westerdam, en Camboya
Pasajeros esperando su turno para ser repatriados desde el crucero MS Westerdam, en Camboya (Paula Bronstein / Getty)

El Westerdam pasó dos semanas en el limbo antes de que Camboya permitiera atracar el barco el 13 de febrero. A los pasajeros se les permitió salir al día siguiente sin cuarentena, y la mujer estadounidense viajó a Kuala Lumpur para buscar un vuelo de regreso a Estados Unidos.

Desde entonces, Malasia ha dicho que no permitirá que más viajeros de Westerdam circulen por el país, lo que provocará la cancelación de tres vuelos chárter para transportar pasajeros fuera de Camboya.

Los expertos en salud han alertado sobre el desembarco de los pasajeros sin una orden de cuarentena en un momento en que la cifra de fallecidos por la enfermedad ha superado los 1.700 a nivel mundial. La mayoría de los países que planean evacuaciones de los pasajeros a bordo del Diamond Princess en Japón también han anunciado planes de cuarentena a su regreso.

El crucero Diamond Princess, durante la evacuación de pasakeros
El crucero Diamond Princess, durante la evacuación de pasakeros (Jae C. Hong / AP)