Spain

Alarma en el Madrid por Hazard

La factura de la visita al Ciutat de Valencia fue mucho más profunda para el Real Madrid que la simple derrota, ya de por sí hiriente y que le provoca llegar al Clásico del Bernabéu con el Barcelona como líder en solitario; en las dos últimas jornadas el equipo blanco ha dejado escapar cinco puntos de seis, desmontando su red de seguridad en LaLiga.

Olvidada queda la solvencia con la que el Madrid acumuló 21 partidos sin perder y levantó la Supercopa española en Oriente; brotan ahora las dudas con las visitas de Manchester City (miércoles 26 de febrero) y Barcelona (domingo 1 de marzo) a las puertas, duelos de alta tensión en los que el concurso de Hazard parece improbable. La lesión del belga fue la puntilla en un día para olvidar en Orriols. Se fue en el minuto 66, dejando su sitio a Vinicius, cojeando ostensiblemente y con evidentes gestos de dolor en su tobillo derecho, el mismo que ya le tuvo fuera durante 82 días este curso por una microfisura en la zona perimaleolar.

Una lesión que fue todo desventura: Hazard se la produjo él solo, tratando de taconear un balón en la frontal del área blanca, en tareas defensivas. Salió de la acción con evidente cojera y las alarmas se encendieron en el banquillo blanco, recordando que ese tobillo es el talón de Aquiles del belga: ya fue operado en esa zona en junio de 2017, cirugía en la que se le colocó una placa de titanio. Tras caer lesionado a finales de noviembre ante el PSG, el Madrid optó por un tratamiento conservador que le tuvo fuera casi tres meses (en los que los blancos supieron sobrevivir sin él). La mala suerte se ceba con Hazard, que ha durado dos partidos y 139 minutos tras reaparecer ante el Celta.

Hoy se someterá a pruebas para ver el alcance del problema, aunque Zidane no parecía optimista de cara a que pueda estar contra City y Barça: “La sensación es mala, no tiene buena pinta. Se ha hecho daño donde ya se lesionó... Vamos a ver si es poca cosa”. Es, además, su tercera lesión en su primera temporada de blanco: a la que sufrió en el tobillo derecho contra el PSG hay que sumar una rotura muscular en el recto anterior del muslo izquierdo a mediados de agosto, lo que le hizo perderse las tres primeras jornadas de LaLiga. Sólo ha podido jugar 15 partidos de 36...