Spain

1957: los soviéticos se adelantan en la carrera espacial

La Guerra Fría, la lucha de las dos superpotencias (Estados Unidos y la Unión Soviética) por hacerse con la hegemonía mundial, también supuso una dura contienda espacial. El lanzamiento de satélites y el viaje tripulado hacia la Luna no solo era una demostración de los avances tecnológicos del momento, sino también una evidencia del poderío de la respectiva potencia para conquistar el espacio.

La carrera espacial comenzó oficialmente en 1955, cuando estadounidenses y soviéticos anunciaron su intención de colocar satélites en la órbita terrestre.Los primeros en golpear fueron los soviéticos, que el 4 de octubre de 1957 lograban lanzar el primer satélite artificial al espacio, el Sputnik I: «Rusia lanzó anoche el primer satélite artificial de la Tierra. En estos momentos, se encuentra rodeando a la Tierra, a lo largo de su trayectoria elíptica a una altura de 900 kms.», informaba este diario.

De un tamaño poco mayor que el de una pelota (58 centímetros de diámetro) y un peso de 83 kilos, aquel satélite soviético necesitaba 98 minutos para trazar una órbita elíptica en torno a la Tierra. «El satélite tiene forma esférica, su diámetro es de cincuenta y ocho centímetros, pesa 83,6 kilos y lleva acoplado en su interior un transmisor de radio», señalaba El Norte de Castilla.

Un especialista manipula el Sputnik I.
Un especialista manipula el Sputnik I.

El Sputnik I fue situado en la órbita terrestre por medio de un potente cohete. El Gobierno de EEUU, que trabajaba en el desarrollo de su propio satélite desde julio de 1955, fue sorprendido por el lanzamiento soviético: «Los más destacados hombres de ciencia norteamericanos han declarado que el anuncio hecho por Rusia en el sentido de que ha sido lanzado el primer satélite artificial de la Tierra, abre una nueva etapa en la Historia de la Ciencia y constituye el experimento más interesante de nuestra vida. En la Casa Blanca no se ha hecho comentario oficial alguno sobre la hazaña de los rusos, que constituye una 'derrota' para los Estados Unidos, ya que Rusia se ha adelantado varios meses a Norteamérica en el lanzamiento del satélite artificial», señalaba el decano de la prensa.

La fascinación por el artefacto soviético incrementó el seguimiento periodístico. El 10 de octubre, por ejemplo, este periódico daba cuenta de nuevas informaciones procedentes de Radio Moscú: «El satélite soviético de la Tierra está ganando velocidad y continuará girando alrededor de la Tierra durante un largo tiempo. Añadió que a las dieciocho horas en Moscú (cuatro de la tarde hora española), el Sputnik había dado la vuelta a la Tierra setenta veces y recorrido casi tres millones de kilómetros».

La reacción de Estados Unidos no se hizo esperar: «El Presidente Eisenhower tiene en estudio la recomendación de sus altos asesores científicos para que se acelere y perfeccione la construcción y de proyectiles y cohetes con el fin de competir con Rusia en la carrera espacial», señalaba El Norte de Castilla el 17 de octubre de ese mismo año, que también informaba de que el presidente estadounidense había anunciado un nuevo esfuerzo a los contribuyentes para no perder paso en la carrera espacial.

Un mes más tarde, sin embargo, los soviéticos volvían a impresionar al mundo con el lanzamiento de un segundo satélite, que por primera vez llevaba un ser vivo: la famosa perra Laika, que iba protegida en una cabina presurizada y conectada a una máquina que registraba sus signos vitales. Además, un sistema de regeneración de aire la proveía de oxígeno: «El segundo satélite artificial fue lanzado en la Unión Soviética el día 3 de noviembre. Según información disponible, ello representa la última etapa de un cohete que llevó al satélite, dotado de instrumentos científicos y transmisores de radio. El satélite, con sus aparatos, pesa 509,3 kilogramos y lleva un recipiente con un animal experimental (un perro)».

Laika, que así se llamaba la perrita que se lanzó en el satélite, viajaba enfundada en un traje espacial cubierto con sensores para transmitir su ritmo cardiaco, su presión arterial y su frecuencia respiratoria. Aunque permaneció varios días con vida, finalmente murió en el espacio a causa de agotamiento por calor. Tras la toma de medidas inmediatas para mejorar la dotación presupuestaria de su proyecto, los norteamericanos lanzaron por fin su primer artefacto el 31 de enero del año siguiente, el Explorer I.

El primero artificial

El 5 de octubre de 1957 El Norte reflejó el lanzamiento al espacio del «primer satélite artificial del mundo» por la antigua Unión Soviética. El análisis del diario era que «los rusos han ganado por la mano a los norteamericanos».

Football news:

Griezmann conversó con Hamilton y visitó las cajas de Mercedes en el gran premio de España
El Barcelona siente que Neymar la usó. Dijo que quería volver, pero extendió su contrato con el PSG (RAC1)
Los aficionados del Arsenal: Querían regalarles algo bueno. Lamento que no hayamos podido
El Atlético no perdió en el Camp Nou. La lesión de Busquets es el punto de inflexión del partido (¿y la carrera de Campeones?)
Verratti se lesionó los ligamentos de la rodilla en el entrenamiento del PSG. La participación en la Eurocopa aún está en duda
El contrato de Neymar en una sola imagen. Mbappé quiere lo mismo
El Manchester United quisiera fichar en verano a Bellingham, no a Sancho. Borussia no va a vender Jude