Spain

1956 | Calles con dirección única

Desde que comenzaron a multiplicarse los vehículos a motor por las calles de las ciudades, el tráfico ha sido un tema socorrido para el que cada vecino o vecina tenía solución, aunque estuviera lejos el final del problema.

En el caso de San Sebastián, a pesar de las protestas, no faltaban voces que veían el asunto como la tempestad en un vaso de agua y se nos venía a tratar como «pueblerinos» al preocuparnos por «cuatro coches en un atasco».

Quienes protestaban tenían que conocer los colapsos de verdad que se producían en las grandes ciudades... El conde de Hervias, tal día como el de hoy de 1956, publicaba sus opiniones de 'El Diario Vasco' diciendo que en San Sebastián, a base de repetir la grandeza del problema, se estaba creando un «clima» tan complejo «como el de la cuadratura del círculo».

Algunas personas «acaso influenciadas por su gran amor a San Sebastián, y como el amor es ciego, han exaltado tanto las cosas que han visto una gran urbe con un movimiento de circulación casi londinense», cuando apenas somos un pequeño pueblo «con una población de 120.000 habitantes, con dos kilómetros de ancho entre la calle del 31 de agosto y la plaza del Centenario, y tres desde el reloj de Ategorrieta hasta el Antiguo, con una industria tan mínima como la del más insignificante pueblo de la provincia».

Un bando municipal multaba a los jóvenes que cruzaban la calle corriendo y ordenaba detener a los coches si había peatones en la calzada

Se propuso quitar asientos en los trolebuses para que cupieran más viajeros

Para el conde, la solución era sencilla: circulación con calles de dirección única y moderación en la velocidad porque, salvo raras excepciones, «todas las manzanas terminan en esquina y las calles resultan estrechas para cruzarse coches, camiones, trolebuses y coches de turismo... todos a gran velocidad». El conde no parecía conocer que la dirección única no resultaba nueva en San Sebastián, aunque sí novedosa. Ya se había ensayado, allá por 1927, en las principales calles del casco urbano.

El alcalde, Antonio Beguiristain, publicó al efecto un bando relativo a la circulación, autorizando a los guardias municipales para detener el paso de los autos cuando algún peatón quisiera cruzar la calle. «Serán multados los chicos que crucen la calle corriendo, se circulará por la derecha y estará prohibido que los autobuses se detengan en el centro de las rodaduras o circulen detrás de los tranvías».

Se puso en práctica, por vez primera, la circulación rodada en una sola dirección en las calles Garibay (Boulevard a Avenida), Legazpi (Avenida a Boulevard), Alameda (impares de Alderdi Eder a la Zurriola y pares de la Zurriola a Igentea), Zubieta (de la Avenida a Miraconcha) y San Martín (desde Miraconcha hasta Easo).

Alfredo R. Antigüedad, también en 'El Diario Vasco', aportaba otra solución: «Usar el transporte público» y para su mayor fluidez sugería hacer cambios en el interior de los vehículos, como en Madrid o Barcelona, quitando asientos para que entren muchas más personas, todas las que puedan, y así, «con igual número de viajes se trasladará a mucha más gente», habría menos colas y más ganas de ir en trolebús.

Football news:

Gian about Penalty City: Según las reglas, esto no es un juego con la mano. En el primer partido nos robaron el gol. Un mal sabor
Valverde sobre el ataque al autobús del Real Madrid: eso motiva. Saliendo al campo con un instinto asesino
Las botas en las que Messi batió el récord de Pelé se subastarán. El dinero se destinará a ayudar a los niños enfermos
Mourinho sobre la pérdida de puntos: Tottenham empieza bien los partidos. Es un positivo que el entrenador del Tottenham, José Mourinho, ha dicho que el equipo pierde puntos al liderar el marcador a medida que avanzan los partidos
Holand quiere ganar 35 millones de euros en el nuevo Club Goal.Com)
Piqué evitó el castigo por sus palabras sobre los árbitros y el Real Madrid
El liderazgo del Bayern aún no tiene planes de discutir el futuro con Flick